miércoles, 20 de junio de 2018

Una muerte merecida, Peter Swanson









Ficha técnica
Título: Una muerte merecida
Autor: Peter Swanson
Editorial: Espasa (pincha para ir a la web de la editorial)
Año de edición: 2018
Número de páginas: 400
Género: Novela negra, thriller

Muchísimas gracias a la editorial Planeta por su colaboración




Matar es fácil, cualquiera puede hacerlo. Pasa constantemente, en un arrebato de furia la mujer mata al marido o viceversa.
Pero matar sin que te pillen, eso es lo realmente difícil. Por suerte, Lily cree haber encontrado la solución.
Sin cuerpo no hay asesinato. Sin cuerpo, un muerto se convierte en un desaparecido.
No es que Lily encuentre placer en ello, aunque tampoco siente remordimientos; hay personas en el mundo que merecen morir y hay asesinos que merecen salirse con la suya. Así de simple, piensa en la gente que muere en un huracán, sólo que el huracán que encontrarán Ted, el marido, Miranda, la mujer, y Brad, el amante, se llama Lily.
¿Crees que puedes entender a un asesino? Cuidado, Lily puede acabar convenciéndote.


Tengo debilidad por los thrillers y la novela negra, son mi predilección literaria, por eso cuando vi este título entre las novedades de la Editorial Planeta no me lo pensé dos veces. Y la verdad, me ha sorprendido y enganchado muchísimo. Os lo recomiendo, ahora os explico por qué.

Una muerte merecida es la segunda obra de su autor, el norteamericano Peter Swanson. Un título ya de por sí impactante y con mucho significado. En seguida comprenderemos por qué, ya que desde las primeras páginas, desde el primer capítulo, el libro entra en materia, sin prólogo ni excusas. Ted Severson conoce en el aeropuerto de Heathrow a Lily Kintner. En seguida entablan conversación y durante el vuelo se sientan juntos. Son dos extraños que sin embargo abrirán al otro la puerta de sus deseos más oscuros, revelándose detalles muy íntimos de sus vidas privadas. Quizá a veces sea más fácil contar nuestros problemas e inquietudes a un extraño. Ted le cuenta a Lily que su matrimonio ha fracasado, que Miranda, su esposa, le engaña con el constructor que se encarga de la casa que está construyendo la pareja, un enorme chalet en la costa atlántica de Estados Unidos, un lugar que debería haber sido el retiro soñado. Le cuenta medio en broma que podría matar a su mujer por lo que ha hecho, como un modo de castigarla, por haberle engañado. Lo que no espera es que esa desconocida, Lily, se ofrece a ayudarle. Juntos tejerán un perfecto plan para deshacerse de la infiel Miranda y de su amante. Porque si de todas maneras nuestro sino es morir, ¿qué más da adelantar un hecho inexorable a las personas que se han portado de un modo cruel con los demás y que por lo tanto merecen morir?

Así de fuerte empieza la trama de esta novela negra por definición, un thriller muy bien urdido, en el que destacan sus constantes giros inesperados. En seguida se convirtió en un placer leer este libro, atrapándote desde el primer capítulo. Con muy pocos personajes el autor crea una atmósfera oscura e inquietante. Ted y Miranda formaban una joven pareja de recién casados. Felices y ricos, hasta que Ted descubrió la verdadera cara de su esposa. Lily es una joven de treinta y pocos con un pasado enigmático, solitaria y calculadora. Y por último, el amante de Miranda, Brad, un constructor alcoholizado que se prendará de ésta, tanto por su atractivo como por su dinero. Un explosivo cóctel, muy americano, del que fácilmente podría realizarse una película... Aún así, eso no significa ni por asomo que sea un libro predecible, en absoluto, el autor nos sorprende constantemente, manteniéndonos bien pegados a sus páginas. Lo logra con una prosa sencilla y directa, con varios flashes en el tiempo en los que conoceremos detalles del pasado de los protagonistas, y con una narración en primera persona, con la que da voz a los principales protagonistas. Por lo tanto no está narrado únicamente por uno de ellos, sino que toman la voz Ted, Lily, Miranda y Kimball, el inspector que se encargará de los hechos que sucederán a lo largo del libro. 



Como he dicho, Una muerte merecida es un muy buen thriller, que recomiendo muchísimo por varios factores: es enormemente ágil de leer, adictivo y con una trama bien armada y sorprendente. Como también lo es su final. 
¡No os decepcionará!





miércoles, 6 de junio de 2018

Mis lecturas de mayo


Dejamos atrás mayo ( hay que ver cómo pasa el tiempo :(), un mes en el que he podido leer un total de 8 libros, así que lo dejo atrás muy contenta. Ha habido bastante diversidad de géneros, y además dos libros se han llevado 5 estrellas, convirtiéndose en lo mejorcito del año. Cliclando en cada título, iréis a su reseña.

LECTURAS
El club de la élite 💛💛💛💛/5   
Nunca mires atrás 💛💛💛💛/5     
Las puertas del Hades 💛💛💛/5
Una sombra en la oscuridad 💛💛💛💛💛/5     
Quédate conmigo 💛💛💛💛💛/5      
Astillas en la sangre 💛💛💛💛/5
La vida escondida entre los libros 💛💛💛💛/5    
Bajo cielos lejanos 💛💛💛,5/5

LIBROS QUE HAN LLEGADO A MI ESTANTERÍA 
Adiós a Cinecittà
Las mujeres del Castillo
Una muerte merecida


Espero ponerme con ellos y con algunos más este mes de junio. Estoy terminando de leer La ciudad de la lluvia y en breve colgaré su reseña. 

Y vosotros, ¿cómo ha ido vuestro mayo? ¿Qué lecturas tenéis entre manos?







lunes, 4 de junio de 2018

Bajo cielos lejanos, Sarah Lark











Ficha técnica
Título original: Unter fernen Himmeln
Autora: Sarah Lark
Editorial: Ediciones B 
Año de edición: 2018
Número de páginas: 654 
Género: Landscape




Hamburgo, en la actualidad: la periodista alemana Stephanie nació y creció en Nueva Zelanda. Pero ha perdido cualquier recuerdo sobre sus primeros años de vida ahí. Ahora deberá volver al país de su infancia y recuperar su pasado.
Ahí descubre la existencia del diario de una joven maorí del siglo pasado, cuya dramática historia tiene una profunda influencia sobre los hechos del presente.
En su viaje por Nueva Zelanda la acompañará el carismático y atractivo maorí Weru, que la ayudará no solo a descubrir secretos familiares escondidos durante mucho tiempo, sino también emociones que Stephanie nunca se había atrevido a conocer.


Como ya sabemos todo lo que escribe la alemana Sarah Lark, cuyo nombre real es Christine Gohl, se convierte en un éxito de superventas. Personalmente no había leído nada de la autora, y eso que el género landscape suele gustarme bastante, así que me decidí por su último libro publicado, que además no forma parte de ninguna saga, sino que es autoconclusivo. 

Hamburgo en la actualidad. Stephanie Martens es una sagaz periodista de sucesos y casos judiciales en el periódico Die Lupe, donde además trabaja su pareja, Rick y algunos de sus mejores amigos. Un día el director del periódico los reúne porque pretende desenmascarar a un famoso médium e hipnotizador, que está mermando, dicho sea de paso, su economía familiar, ya que su esposa está totalmente enganchada a sus sesiones. Para ello quiere que uno de sus periodistas se someta a una sesión de hipnosis y eche abajo la reputación del médium, desmintiendo que haya algo de verdad en sus métodos. Steph es la elegida para ello, y pese a su escepticismo no le queda más remedio que aceptar. Lo que resultará de la sesión la deja a ella y a los demás sin palabras. Y es que Steph nació en Nueva Zelanda, país del que su madre se la llevó hasta Alemania tras vivir un trágico suceso con su padre, quien siempre le han dicho que falleció a causa del accidente. Fruto de ese trauma, la periodista no recuerda nada de su infancia, de los primeros seis años que residió en la isla. Sus recuerdos quedaron borrados tras el shock, y ahora con la hipnosis parece que ha empezado a recordar. Tras escuchar la grabación de la sesión, asiste más que sorprendida a sus palabras: empieza a contar la historia de Marama, la hija de un jefe tribal... Lo que fascina a su jefe y hace que la envíe a Nueva Zelanda a investigar la historia de Marama, y de un extraño caso de homicidio ocurrido en la ciudad de Masterton, donde Raymond Matthews en 1987 mató a sus tres hijos pequeños, su esposa desapareció misteriosamente y el asesino apareció muerto en el mismo lugar del crimen.

Así pues, Stephanie se embarca en una investigación enorme, con pocos datos y en un país, que pese a ser el de su nacimiento, no conoce. Tan sólo sabe que Marama, vivió a finales del siglo XIX, y que pese a ser maorí e hija de un gran jefe tribal, también se la conoce como Marian. Eso no era algo atípico: tras la colonización de la isla por parte de los británicos, los maoríes tuvieron que adaptar su nombre de origen al inglés. Así Ruih fue Ruth, Mahuika, Mathilda o Wiremu pasó a llamarse William. Eso era también consecuencia de los constantes enfrentamientos entre las tribus maoríes, que desde hacía siglos ocupaban las tierras de Nueva Zelanda, o Aotearoa como ellos la llaman, con los colonos británicos, lo que desencadenó cruentas guerras, confiscaciones de tierras y raptos de niños maoríes a familias británicas. Como le sucedió a Marama, quién, tras la masacre de su pueblo y la matanza de sus familiares, fue comprada por los Clavell, una rica familia con dos hijos de su misma o parecida edad, Leonard y Sarah. 

El libro es, principalmente, un gran legado a la cultura e historia maorí. Y con ese acercamiento he disfrutado y descubierto una cultura que prácticamente desconocía. Las costumbres de esta etnia, los tatuajes o moko que se practican en la cara y el cuerpo, la necesidad de estar en contacto y armonía con la naturaleza a través del karakia, y la importancia de la familia y del núcleo de la tribu... Pero también asistimos a las injusticias a las que, como cualquier pueblo colonizado, se les sometió. Asesinados, apartados de sus familiares y finalmente discriminados por los blancos, o pahekas, han llegado todavía a nuestra época, donde actualmente se ha logrado un mayor respeto por su larga tradición y por la persistencia de ésta. 

La historia se nos presenta con dos voces narrativas y en dos épocas. Por un lado, las pesquisas de Stephanie en la actualidad, sus investigaciones y cómo conoce al maorí, Weru Maniapoto, las cuales se relatan en tercera persona, para tener una perspectiva más general y completa de los hechos. Y por otro, el relato de Marama Maniapoto, también Marian Clavell, a través de su diario y narrado, obviamente, en primera persona, con un estilo más subjetivo. Quizá pondría como "pero", la extensión de los capítulos en los que la autora nos ofrece la narración de Marama. Demasiados extensos, y con un gran número de guerras, atrocidades y enfrentamientos que pueden hacerse un poco pesados para el lector. Si bien, el ritmo está llevado de forma correcta durante casi todo el libro, algunos capítulos llegan a resultar de relleno y algo tediosos, en mi opinión. Además no sé si eso me condicionó o no, pero el motivo del viaje de Stephanie a Nueva Zelanda me pareció poco consistente y algo forzado, algo que creo que sí que arrastré durante toda la lectura.

Sin embargo, he disfrutado mucho con la ambientación del libro. Nueva Zelanda se erige como un atractivo a tener muy en cuenta, como un personaje más del libro, el personaje sin duda más interesante. Eso unido al claro acercamiento a la cultura maorí sería lo que más destacaría del libro. También el peso de la mujer en las novelas de Lark, donde siempre tienen el protagonismo, y en este libro no es una excepción. Las protagonistas son mujeres, Stephanie y Marama. Mujeres fuertes y valientes, con el amor como eje fundamental de su vida. 

Ambas historias van poco a poco fusionándose, y vamos descubriendo lentamente qué pasó la trágica noche de los asesinatos por parte de Matthews y cómo ese funesto incidente tiene una conexión con la historia de Marama. Por lo tanto un misterio y dosis de suspense acompaña a la trama durante todo el libro. Aunque me hubiera gustado que se hubiera resuelto de forma más desarrollada, ya que algunos aspectos se resuelven demasiado precipitadamente. 

Resumiendo, Bajo cielos lejanos es una basta novela del género landscape, aunque también bebe de la romántica, histórica y de suspense, con un trabajo enorme de documentación por parte de la autora, y una clara reivindicación de los derechos de una etnia maltratada durante años, que no reniega de sus orígenes y que se aferra a continuar persistiendo. 


Para ser absolutamente sincera, me esperaba un poquito más de la novela, se me ha hecho en ocasiones pesada y un poco tediosa, los personajes con poco brío y si bien mantiene bastante bien el suspense, la resolución me ha parecido precipitada. Destacaría el peso de la historia y cultura maorí y los preciosos paisajes de Aotearoa.








jueves, 31 de mayo de 2018

La vida escondida entre los libros, Stephanie Butland








Ficha técnica
Título original: Lost for words
Autora: Stephanie Butland
Editorial: Lince ediciones (pincha para ir a la web de la editorial)
Año de edición: 2018
Número de páginas: 272
ISBN: 978-84-17302-04-7
Género: narrativa




Loveday Cardew prefiere los libros antes que las personas. Si te acercas a ella lo suficiente, podrás ver que lleva tatuadas las frases iniciales de las novelas que más le gustan. Sin embargo, hay secretos de su pasado que jamás te revelará.
Quince años atrás, Loveday perdió todo lo que tenía y amaba en una fatídica noche. Aquel horrible acontecimiento la llevó a convertir la librería en la que trabaja en su único refugio, pero todo está a punto de cambiar: alguien que conoce su pasado está tratando de enviarle un mensaje, y no hay nada que ella pueda hacer para evitarlo.
Será a través de los libros que el lector y la misma protagonista descubrían la verdad que tantos años lleva escondida.

Es imposible no caer rendido ante una portada tan tan bonita. Sin duda es lo primero que llama la atención de La vida escondida entre los libros, publicada por la editorial Lince Ediciones, a quien agradezco enormemente el envío de este ejemplar. 

¿Qué hay detrás de esta preciosa portada? Pues principalmente una oda a los libros, un canto de amor incondicional a la lectura, y cómo ésta puede salvarte en los peores momentos. Cómo los libros pueden ser la tabla de salvación para muchas personas, erigiéndose como un puntal que nunca te falla, que siempre está ahí para ti. 

A Loveday, la protagonista, no se le dan bien las relaciones sociales. Prefiere los libros antes que a las personas, por decisión propia pero también por un duro pasado que la secunda y que siempre está ahí. Lo que ella llama el Incidente. Del que nadie sabe nada, y que ella guarda recelosamente, como su mayor tesoro, aunque no es bien bien un tesoro, si no todo lo contrario. Algo que la marcó de por vida, que la desterró a una vida de soledad y resignación. Huraña con los desconocidos, teme que si se relaciona con los demás inexorablemente le harán demasiadas preguntas a las que no quiere responder. Huye de tener que dar explicaciones y revelar secretos de su pasado. Su círculo personal es muy muy escueto. Trabaja en una librería de segunda mano, algo que ama y de lo que disfruta cada día, y tiene una estrecha relación, la única quizá, con el propietario de ésta, Archie, un abuelete de lo más entrañable. Archie, aunque guardando las distancias que a menudo le marca Loveday, la cuida y se encarga de que todo esté bien. Se preocupa cuando está enferma y procura que nada le falte en su diminuto apartamento, en el que Loveday pasa el tiempo, principalmente leyendo, pero también escribiendo. Poesía. La poesía será también su tabla de salvación, algo a lo que agarrarse para dar un paso al frente, y que sin duda le cambiará la vida. 

Narrado en primera persona por la propia Loveday, ésta nos interpela en numerosas ocasiones. Podemos así conocer sus pensamientos más profundos y prohibidos, ser testigos de su personalidad compleja pero también comprenderla y cogerle cariño. El relato de Loveday tiene varios saltos cronológicos. Asistimos a su día a día en la librería, algo que, como veremos, le da pie a conocer a otras personas y que a ella no le hace mucha gracia; nos relatará cómo fue su relación con Rob, un chico con problemas mentales de cuya unión salió malparada; y sobre todo, se retrotraerá hasta 1999, cuando vivía felizmente con sus padres en la población costera de Whitby, explicándonos cómo llegaron a la situación que desencadenó la noche del Incidente, donde perdió todo lo que amaba y lo que tenía. Me ha gustado especialmente esta parte del relato, conocer a la Loveday de niña y el tierno mundo que compartía con sus padres.

Es un relato intimista, cargado de sentimientos, una historia muy bonita en el que planea constantemente el misterio que celosamente guarda la protagonista. Creo que es muy afortunado el hecho que la autora haya utilizado la primera persona para explicarnos la dura vivencia de Loveday, quien "sufrirá" una clara evolución durante el transcurso del libro. Ella es la protagonista principal, una persona solitaria pero que los que llegan a conocerla de cerca pueden descubrir los tatuajes que lleva dibujados por su cuerpo, las primeras frases de sus libros favoritos. Junto a ella son pocos los personajes que aparecen en el libro, por lo que se trata de un entramado sencillo, pero sutil y bastante emocionante. 

Resumiendo, La vida escondida entre los libros nos ofrece asomarnos a una trágica historia, cómo está marcó a la protagonista durante años, pero asistir a la voluntad de superar los malos momentos, nuestros traumas, dejarnos ayudar por los demás y no aislarnos del mundo cual caparazón para que nos nos dañen. Todo ello ambientado en el mundo de los libros, en el placer absoluto de leer, de dejarte llevar por las historias y personajes que estos guardan. Un homenaje a la lectura y a todos aquellos que hallamos en ella momentos inolvidables. 












lunes, 28 de mayo de 2018

Astillas en la sangre, Ashley Dyer









Ficha técnica
Título original: Splinter in the Blood
Autora: Ashley Dyer
Editorial: AdN Alianza de Novelas (pincha para ir a la web de la editorial)
Año de edición: 2018
Número de páginas: 440
ISBN: 978-84-9181-083-4
Género: Thriller, novela policíaca




La sargento Ruth Lake y el inspector jefe Greg Carver andan a la caza de un asesino en serie que recoloca a sus víctimas como si fueran maniquís y les cubre el cuerpo entero de complejos y misteriosos tatuajes. Los medios ya lo han apodado «el asesino de las espinas», por el método primitivo y tremendamente doloroso del que se sirve para tatuarlas. Después de muchos meses de investigación, cuando parece que la resolución del caso es inminente, el asesino asesta un golpe personal: dispone a su última víctima de forma que se parezca a la esposa del inspector.
Sometido a una gran presión, Carver entra en una espiral autodestructiva de alcohol y sexo. De pronto, se encuentra en el suelo, medio muerto por un disparo, y sobre él se alza la imperturbable Lake, apuntándolo con un arma. ¿Le ha disparado ella? Si no es así, ¿por qué está retirando de su apartamento todas las posibles pruebas y falseando el escenario del crimen?
También Lake está convencida de que su jefe esconde algo, de que recuerda más de lo que está dispuesto a reconocer. ¿Por qué miente Carver? 
¿Sabe lo que ha hecho la sargento?
Entretanto, el asesino de las espinas los observa con atención mientras maquina su próximo asalto…


Bajo el seudónimo de Ashley Dyer, la novelista británica Margaret Murphy presenta este inquietante thriller, con muchas dosis de novela policíaca, que ha sido editado por AdN Alianza de novelas, a quienes agradezco muchísimo el ejemplar del libro.

Astillas en la sangre, como he dicho, reúne todas las piezas de un thriller, inquietante, frío y oscuro, y con un inicio de lo más confuso. Una mujer se halla en el escenario de lo que parece un crimen, ya que ante ella un hombre yace en la butaca de su salón con un disparo en el pecho. La mujer sostiene el arma en la mano y deambula por la casa. Recoge los documentos e informes de la investigación que está llevando a cabo la víctima, Greg Carver, borra huellas y se lleva con ella el arma. A continuación llama a la policía. Lo que aumenta la estupefacción del lector, es que esa mujer es la sargento Ruth Lake, compañera de Carver, y que ambos andan a la caza de un peligroso asesino en serie, a quien llaman el asesino de las espinas. En seguida, sabremos que Carver no ha fallecido, pese a que está grave, a la par que descubriremos que se encontraba totalmente alcoholizado, probablemente fruto de la espiral tóxica en la que había caído. La investigación del asesino de las espinas le ha pasado factura al inspector jefe, el asesino le ha involucrado de una forma personal, y de momento no sabemos exactamente quién ha sido el que ha disparado al policía. Por su parte, la sargento Lake tendrá que lidiar con sus compañeros de la policía, ya que está ocultando demasiado, por lo que ofrecerá una versión desdibujada de los hechos, y no conocemos exactitud qué papel juega ella en todo este entramado. 

El libro tiene una estructura atípica, puesto que la principal investigación sobre el asesino en serie se halla en su fase final. El homicida ya ha sesgado la vida de cinco mujeres. Tali, Evie, Hayley, Jo y la última, Kara, que tiene un escalofriante parecido con la esposa del inspector jefe Carver, y además cuando se halló su cadáver llevaba los pendientes de ésta. A todas ellas el asesino les ha practicado extraños tatuajes por todo el cuerpo, pero no se han realizado con los habituales utensilios, sino con espinas de una planta aún por identificar y con una tinta de origen natural que él mismo elabora. Les dibuja símbolos desconocidos, ojos abiertos, otros cerrados, con un método extremadamente doloroso y primitivo. A medida que transcurren las primeras páginas en las que, como digo, la autora juega un poco con el lector, le descoloca e intriga a partes iguales, se nos va ofreciendo toda la información del caso, como si entráramos a formar parte del equipo de investigación, conociendo los entresijos de los crímenes perpetrados por el excéntrico asesino.

La novela se desarrolla siguiendo una doble trama, ya que se presenta una doble investigación. Por un lado, la destinada a esclarecer quién disparó al inspector jefe Carver, que se encuentra recuperándose en un hospital, y por otro, la caza del asesino de las espinas. Con una narración en tercera persona, la autora nos ofrecerá el desarrollo de las pesquisas de Ruth, la recuperación de Carver, y las andanzas del asesino. Ambas investigaciones se confundirán e irán de la mano hasta el final. Mismos protagonistas y un asesino al acecho de los investigadores que se encargan del caso, de manipularlos y llevarlos a su terreno, de implicarles de la manera más personal y peligrosa posible. Hasta que un nuevo asesinato pondrá sobre la mesa más interrogantes, posibles culpables y una segunda subtrama que me ha parecido más interesante casi que la principal. 

Los personajes. El peso de la historia lo lleva la sargento Ruth Lake, una joven con un duro y misterioso pasado, muy formada y pero que, sin embargo, se suele saltar los procedimientos y reglas policiales. Se involucrará tanto en la investigación del asesino de las espinas como en la del disparo a Carver, en la que tiene mucho que contar. El otro protagonista es el inspector jefe Greg Carver. El hecho que su esposa lo abandonara y echara de casa debido a su absorbente trabajo, unido a la magnitud del caso del asesino de las espinas, le hunden en una espiral de alcohol, sexo y pérdida de autocontrol absoluta. Podría encarnar perfectamente el estándar de policía atormentado y con una vida personal desastrosa.

Resumiendo, Astillas en la sangre me ha parecido un thriller interesante, bien escrito y en el que sobre todo destaca el gran trabajo de documentación en materia de procesos policiales y forenses, que tienen un peso muy importante en el libro. Para el desarrollo al detalle de la labor forense y policial, la autora ha contado con la colaboración y asesoramiento de Helen Pepper, especialista en esta materia, y que ha ocupado puestos de responsabilidad en la policía científica británica. Si bien en un inicio reconozco que me costó cogerle el pulso ya que considero que es un tanto desconcertante y un poco lento, hacia la mitad del libro, logra acelerar el ritmo y ofrecer muchas razones al lector para seguir su lectura de una forma más atractiva y adictiva. 














jueves, 24 de mayo de 2018

Ley de Protección de Datos

                 Política de protección de datos

Hoy 25 de mayo entra en vigor la nueva Ley de Protección de Datos. En relación con la misma, el blog Unmomentoparalalectura informa a sus seguidores y lectores:

-  La administradora de este blog se compromete a utilizarlo conforme a la ley y sus posibles reglamentos de desarrollo.

- La suscripción al blog se realiza mediante el gadget de seguidores proporcionado por Blogger y conforme a las normas de uso de dicha plataforma. En cualquier momento, como seguidor es usted libro de dejar de serlo haciendo click en el gadget.

La finalidad del gadget de seguimiento es la comprobación de interés que el blog y sus contenidos despiertan en el público.

- Los únicos datos personales que se solicitan son los que requiere la plataforma Blogger a la hora de suscribirse o dejar un comentario en alguna de las entradas del blog, siendo cada usuario libre de darlos o no.

- Se puede poner en contacto con la administradora de este blog a través del correo electrónico vmunozrul@gmail.com, o de las redes sociales, Unmomentoparalalectura en Instagram.

- Es usted libre de ponerse en contacto con la administradora del blog a través del correo o las redes sociales, en cualquier momento. La información que usted suministre en dicho correo no será cedida a terceros - salvo en caso de realización de sorteos, que se informará de ello- y los correos serán borrados una vez terminada la conversación.

- La información sobre cómo se almacenan sus datos personales en las redes sociales viene descrita en la propia política de la red social.

- La presente política de protección de datos será revisada periódicamente y podrá ser modificada para ser adaptada a ley y su posible desarrollo de reglamentario. Si no está de acuerdo con ella, le ruego abstenerse de enviarme información personal.

- De acuerdo con el Reglamento general de protección de datos, usted tiene derechos como individuo que puede ejercer en relación con la información que  se guarda sobre usted.

 Esta política de privacidad no cubre los enlaces que vinculan a mi sitio web con otros sitios. Le recomiendo que lea las declaraciones de privacidad de los otros sitios que visite. 

miércoles, 23 de mayo de 2018

Un trono oscuro, Kendare Blake












Ficha técnica
Título original: One dark throne
Autora: Kendare Blake
Editorial: Del nuevo extremo
Saga: Tres coronas oscuras 2
Número de páginas: 424
Género: ciencia ficción




La batalla por la corona ha comenzado, pero ¿cuál de las hermanas prevalecerá?
Tras los inolvidables sucesos del Avivamiento y en pleno Año de Ascensión, la suerte está echada. Katharine, considerada la más débil de las hermanas, parece más fuerte que nunca. Arsione, después de descubrir la verdad sobre sus poderes secretos, necesita aprender cómo aprovecharlos sin que nadie se dé cuenta. Y Mirabella, la hermana elemental que ya todos creían la próxima Reina Coronada, recibe ataques que ponen en riesgo a quienes la rodean, sin que pueda hacer nada por evitarlos.


Como ya sabréis el género fantástico o de ciencia ficción no está entre mis prioridades literarias, no suelo leer nada de él, pero la editorial me envió Un trono oscuro y me dio así la oportunidad de adentrarme en un mundo que no suelo tocar. Como forma parte de una saga, decidí leer antes el anterior, Tres coronas oscuras, para ponerme en situación y que su lectura fuera más fácil. 

Un trono oscuro empieza poco después de los hechos que nos dejó el final de Tres coronas oscuras. En pleno año de la Ascensión, las tres hermanas protagonistas, a las que ya conocemos del libro anterior, sus personalidades, defectos y virtudes, están enfrentadas entre ellas. De hecho este libro se basa fundamentalmente en cómo se acercan entre ellas debido a los acontecimientos, cómo se preparan y luchan, y es que ninguna está dispuesta a esperar a que llegue su muerte. 

Un trono oscuro nos depara sobre todo acción, asesinatos, envenenamientos y peligros acechando a los principales personajes. Creo que tiene más acción que el anterior, aunque éste se desencadena fundamentalmente en el último tercio del libro. Y es que además contiene bastante suspense y misterios que deberemos ir descubriendo. Sorpresas y tensión, que van de la mano de la evolución de las propias reinas como del resto de personajes, que son, como ya sabemos, muy numerosos. 

Es interesante observar la evolución de las tres protagonistas. Sobre todo destacaría el personaje de Katharine, a quien veremos mucho más valiente, fuerte y arriesgada que en el anterior título. Además en torno a ella, la autora perfila un interesante misterio a resolver. Arsione por su parte también sufre una gran evolución, ya que si bien encarna una personalidad débil y dulce, en esta entrega debe aprender a utilizar su nuevo don y hace que dicho hecho tome mucha relevancia. Y por último, Mirabella, la que más recuerda y la que todos dan por ganadora por su poder y madurez, me ha gustado especialmente en esta entrega. Como decía, un gran número de personajes secundarios acompaña a las tres reinas, como Jules, Joseph, Billy o Natalia, conformando un entramado atractivo, con pinceladas de fantasía y de romance. 

Me gustaría hacer mención de la buena narración de la autora, cómo orquesta una historia fantástica, desarrollándola eficazmente en tercera persona para que no perdamos detalle de todos los personajes y del engranaje trazado a su alrededor. Tenemos así una visión muy general de la historia, con dosis de misterio que le otorgan tensión y emoción a la trama. 




Con Un trono oscuro tenemos la oportunidad de adentrarnos en un mundo fantástico, de tronos y reinas, de batallas y enfrentamientos, pero también con toques de misterio y romance, que recomiendo mucho a todos aquellos a los que les guste el género, leyendo primero Tres coronas oscuras para no perder detalle, ya que este segundo libro va muy ligado al anterior y conviene tener toda la información para disfrutar más de su lectura. 






lunes, 21 de mayo de 2018

Una sombra en la oscuridad, Robert Bryndza












Ficha técnica
Título original: The night stalker
Autor: Robert Bryndza
Editorial: Roca Editorial
Año de edición: 2018
Serie: Erika Foster 2
Género: Novela negra




En el ocaso de una sofocante noche de calor, la detective Erika Foster recibe una llamada para asistir a la escena de un crimen. La víctima, un doctor, es hallado ahorcado en su cama. Sus muñecas están atadas y se perciben sus abultados ojos a través de una bolsa de plástico atada por encima de su cabeza.
Pocos días después, otra víctima es encontrada muerta; la escena del crimen es exactamente igual. Mientras Erika Foster y su equipo comienzan a profundizar en la investigación, pronto descubren que se enfrentan a un calculador asesino en serie, que acecha a sus víctimas antes de elegir el momento más oportuno para atacarlas.
Las víctimas son todos hombres solteros, con vidas privadas muy alejadas del foco público. ¿Por qué sus pasados están envueltos en tantos secretos? Y sobre todo, ¿qué es lo que les vinculaba a cada uno de ellos con el asesino?
Mientras Londres padece una ola de calor, Erika Foster hará todo lo posible para detener al acosador de la noche antes de que el número de asesinatos siga aumentando, incluso aunque tenga que poner en riesgo su carrera. Pero es muy probable que no solo las víctimas estén siendo acosadas; tal vez la vida de la propia Erika también este en juego.

Tenía pendiente leer el segundo libro de esta serie de novela negra escrita por el británico, aunque residente en Eslovaquia, Robert Bryndza, así que este título estaba entre los primeros de mi lista interminable ya que Te veré bajo el hielo me había dejado con muy buen sabor de boca y sólo tenía ganas de meterme con el segundo. Así que hoy vengo con mis impresiones sobre Una sombra en la oscuridad.
Un nuevo siniestro caso pone a trabajar a la inspectora jefe Erika Foster y a su equipo. Un joven médico ha aparecido muerto en su cama. Ha muerto asfixiado con una bolsa de plástico que le cubre la cabeza. La cerradura no ha sido forzada y presenta un alto nivel en la sangre de flunitrazepam, droga que invalida toda voluntad de la víctima. Foster y sus agentes rápidamente empiezan a investigar en el entorno del médico, en sus costumbres y aficiones, pensando en un inicio que se trata de un crimen de carácter sexual, por el gran número de revistas pornográficas gays encontradas en la habitación y por el testimonio de varios vecinos, quienes vieron entrar y salir chicos de la casa de éste. Sin embargo, pocos días después otra víctima es encontrada en las mismas circunstancias que la anterior. Asfixiado en su propia cama y con el mismo tipo de bolsa en la cabeza. Por lo que la policía se da cuenta que en realidad tiene que vérselas con un astuto asesino en serie. Se introduce en la casa de las víctimas, las droga, asfixia y no deja ni el menor rastro. ¿Qué relación puede tener la primera víctima con la segunda, un famoso presentador de televisión? Erika Foster se encuentra con un difícil caso, y no tendrá a sus superiores de su lado, como ya sucedió en el libro anterior. Su jefe, el comisario Marsh está más pendiente de agradar a los de arriba, que de prestar más confianza a Foster, así que de nuevo las artimañas, ambiciones y rivalidades en el seno policial tendrán presencia en este libro.

De nuevo me ha vuelto a ganar el personaje de Erika. Casi es imposible no cogerle cariño. Una mujer valiente, con un gran talento y en un mundo de hombres, por lo que, desgraciadamente, tiene que demostrar por duplicado su valía. En este libro volveremos a asistir a la soledad de Erika, el vacío y desesperación que le causa la pérdida de su marido, aunque en esta ocasión parece que vislumbra un poco de normalidad en su aciaga vida. Es un personaje potente y muy bien trazado, arisca y afable al mismo tiempo. Los agentes Moss y Peterson le acompañarán también en el desarrollo de este caso, y además tendrá un protagonismo especial el forense Isaac Strong, que se verá afectado de una forma muy directa y personal.

La pluma de Bryndza convence, atrapa y engancha por partes iguales. Es extraordinario cómo retuerce la trama y cómo tiene al lector a su merced durante todo el libro. Además en Una sombra en la oscuridad introduce un elemento que puede ser arriesgado. Y es que hacia la mitad del libro conocemos quién es el asesino, con capítulos en los que somos testigos de sus movimientos. Pero esto no le resta, en absoluto, tensión ni misterio a la trama, ni a la resolución del caso, ya que poco a poco nos va desvelando qué hay detrás de una mente tan perturbada como la del autor de estos terribles crímenes, qué le mueve y cuál será su próximo movimiento. El autor sabe mantener la tensión como los maestros del género, hasta el final, así que de nuevo estaremos muy atentos a la publicación en castellano de los siguientes libros de la serie, que en inglés existen ya seis editados. 

Sintetizando, poco más puedo añadir, Una sombra en la oscuridad me ha parecido incluso mejor que el primero. Bryndza ha pulido y mejorado su narración y construcción de una trama bien elaborada y retorcida, por lo que me ha tenido totalmente enganchada a sus páginas.



Se lleva la máxima puntuación, porque amante de este género como soy, considero que estamos ante un libro muy completo, con una buena historia, misterio, sangre y personajes potentes y reales. En resumen, es una buenísima novela negra imprescindible para todos los que disfrutamos con este género. 




Una muerte merecida, Peter Swanson

Ficha técnica Título: Una muerte merecida Autor: Peter Swanson Editorial:   Espasa  (pincha para ir a la web de la editorial) ...