lunes, 15 de octubre de 2018

Sharko, Franck Thilliez




Ficha técnica
Título: Sharko
Autor: Franck Thilliez
Editorial: Planeta de Libros (clica para ir a la web de la editorial)
Año de publicación: 2018
Número de páginas: 584
Género: Novela negra

Muchas gracias a la editorial por el ejemplar ❤







La pareja de policías, Franck Sharko y Lucie Hennebelle, está en apuros: ella, fuera de todo procedimiento legal, ha allanado una propiedad privada en las afueras de París y ha asesinado al hombre que investigaba, Julien Ramírez. Ha sido en defensa propia, pero si confiesa lo ocurrido irá a la cárcel, y Sharko no piensa permitirlo. En el curso de la investigación, descubrirán que tras Ramírez hay una secta vampírica que comete las atrocidades más perversas.


Tras hallar trece cadáveres a los que han extraído hasta la última gota de sangre, y soportando la angustia de que sus compañeros puedan descubrir lo que hicieron, Lucie y Sharko se enfrentarán a una enfermedad desconocida que la secta vampírica propaga deliberadamente.



Que el francés Franck Thilliez se ha convertido en uno de los autores contemporáneos de novela negra más aclamados por los lectores, es algo público y notorio. Leer Sharko ha sido uno de los placeres literarios del año. Ahí van mis impresiones finales:

Confieso que antes de Sharko, "sólo" había leído los tres primeros del autor, El ángel rojo, Luto de miel y El síndrome E, este último significó la entrada en escena de Lucie Hennebelle, o en otras palabras de la magnética pareja de policías Franck Sharko y Lucie. Y sé que me he perdido algún que otro episodio muy desagradable en sus vidas, pero también digo que eso no impide disfrutar 100% de este último libro.

El libro empieza, y así nos tiene acostumbrados el autor, muy fuerte, dejándonos con el corazón encogido. Lucie está investigando a espaldas de todos, incluso de su pareja Sharko, la desaparición de una adolescente; así se lo rogó su tía, que siguiera la investigación que no pudo finalizar su tío, también policía, ya que falleció repentinamente. Ello la lleva a allanar en plena noche la vivienda de Julien Ramírez, un joven problemático, acusado de intento de violación y que ya ha pasado por la cárcel. Llamarlo un joven problemático es más bien un eufemismo, porque el personaje se las trae. Lucie se interna pues en la vivienda, y al llegar al sótano descubre un antro donde el mal campa a sus anchas. Gatos torturados con sanguijuelas, sangre por todas partes... Tras ser atacada por Ramírez, y para defenderse porque éste innegablemente tiene la intención de acabar con ella, le dispara causándole la muerte. Totalmente aterida, ya que nadie sabe que está allí, pues ha entrado usando una llave que tenía su tío y se halla fuera de cualquier procedimiento, sólo se le ocurre llamar a Sharko, que no dudará en ayudar a su compañera y amañar la escena de un crimen. Una muerte que todos comprendemos, y que además a medida que avanza el libro y conocemos más sobre Ramírez, hasta aplaudimos, pero que conllevará para Lucie y a Sharko un auténtico calvario y a caminar al límite.

Por lo tanto tenemos una víctima y sabemos quién ha sido su asesino, pero lejos de lo que pueda parecer, ello le aporta un plus a la historia. Seremos testigos de los desvelos de la pareja de policías por esconder la acción de Lucie, para que la investigación sobre la muerte de Ramírez termine en su comisaría, la del 36, y cómo vivirán en una continua pesadilla cuando se den cuenta que existen elementos que no controlan y que pueden ser perfectamente conocidos por sus compañeros. Por lo tanto, al lector se le hace doble partícipe, tanto en la trayectoria de la investigación oficial, impecable y creíble como siempre, donde se entremezcla una sanguinaria secta con tintes vampíricos, con el miedo de Lucie y Sharko a ser descubiertos. Tensión y adrenalina asegurados. Y eso que son casi seiscientas páginas de libro, pero tan bien narradas y desarrolladas, con tal nivel de tensión que se hace corto. De hecho parece que haya explicado mucho sobre la trama de la novela pero en realidad entraña una complejidad deliciosa y un basto abanico de matices y etapas.

La pareja protagonista es junto con la trabajadísima trama, una de las más elaboradas del autor, el gran atractivo de Sharko. La complicidad entre ellos y el equipo que forman se pondrá a prueba en esta ocasión. Ambos están en el ojo del huracán, tanto por la situación personal como por el peso de la investigación policial, que recaerá precisamente sobre Sharko, y a través de la cual se moverá por ambientes poco aconsejables donde la sangre juega un papel fundamental. A su lado tendrá al capitán Nicolas, quien tras lo ocurrido en la última entrega, se encuentra en su particular descenso a los infiernos. Combina el alcohol y la cocaína con la pena de haber perdido a su compañera, y aunque su olfato policial está más fino que nunca, no podrá detener su caída y ... ¿la de cuantos le rodean?

En definitiva, no puedo hacer otra cosa que recomendaros esta novela de Thilliez, para mí la mejor de las que he leído hasta la fecha con diferencia, que me ha tenido en vilo y muy muy enganchada. Una buenísima novela negra, a ritmo de thriller, un ritmo que no decae en ningún capítulo, y cuyo final nos ofrece una clara reflexión que no voy a desvelar, pero que nos hace ver la fragilidad de nuestro sistema...










domingo, 7 de octubre de 2018

Ojos de muñeca, Ingrid Desjours




Ficha técnica
Título original: Sa vie dans les yeux d'une poupée
Autora: Ingrid Desjours
Editorial: Lince Ediciones (clica para ir a la web de la editorial)
Año de publicación: 2018
ISBN 978-84-17302-15-3
Número de páginas: 238
Género: Thriller

Muchas gracias a la editorial por el ejemplar ❤






Provocador, cínico y misógeno, Marc Percolès, capitán de la policía, está de vuelta al trabajo después de un accidente automovilístico en el que su esposa perdió la vida y del que él ha salido en silla de ruedas. Percolès es un personaje marcado por este accidente y también por la pérdida de su esposa.
Bárbara termina su curso para convertirse en esteticista. Una mujer de otra época, que vive con su madre, es tímida y, obviamente, víctima de las burlas de sus colegas más jóvenes. Bárbara tiene que volver a casa para cuidar a su madre ciega, pero antes, pasa por esta famosa tienda de muñecas donde hace semanas que ha elegido una con la que celebrar su diploma de esteticién.
Pero de regreso a casa, cargada con su tesoro precioso, Bárbara es violada de la manera más horrible, humillada y menosprecia. Todo se rompe en la cabeza y el cuerpo de Bárbara.
A partir de aquí los caminos de estos dos personajes se cruzarán en una historia fascinante, donde la intriga se desarrolla poco a poco, insidiosamente… Todo se pone en marcha, en una violencia física y moral insoportable, para terminar en un final donde el lector, por fin, podrá recuperar el aliento.


Barbara cumple hoy veinticuatro años. Acaba de conseguir su ansiado título de esteticista y un nuevo panorama se abre en su tenebroso mundo. Para celebrar ambas cosas, decide comprarse otra muñeca de porcelana, su gran pasión. Pero se ha entretenido demasiado en volver a casa, es tarde, y su madre seguro la esperará con una buena bronca. Para ir más rápido decide pasar por un oscuro parque. No le gusta porque apenas hay luz pero atajará el trayecto considerablemente. En su camino se cruzará con dos hombres. El primero, con el que chocará, pasará de largo, pero el segundo, un borracho, la ataca y viola allí mismo, dejándola tirada y maltrecha. Esta circunstancia será crucial en la vida de Barbara, algo en su psique hará clic y su mundo y su modo de ver las cosas cambiarán radicalmente. Barbara no ha tenido una infancia fácil. Su padre las abandonó a ella y a su madre cuando era muy pequeña. Su madre, ahora ciega y totalmente confinada en casa, todavía la sigue culpando de aquello. Barbara se encarga de todos sus cuidados y soporta todo tipo de vejaciones y humillaciones por su parte. Pero ahora tiene un empleo y eso significará más independencia. Sin embargo, tras el terrible suceso del parque, realidad e imaginación parecen mezclarse y no sabe a ciencia cierta donde está el límite de nada. Su nueva muñeca, Sweet Doriane cobra vida en su imaginación, y su personalidad se desdobla, dejando aflorar a su otra cara, la de la desenfrenada Barbie
Por su parte, el capitán Marc Percolès ha vuelto a su trabajo tras un año de baja tras sufrir un grave accidente de tráfico en el que perdió a su mujer. Se ha chocado con una joven en un parque y su discapacidad física le pone de muy mal humor. Además ha sufrido importantes lesiones físicas, incluyendo el hecho de tener que llevar unas prótesis. Ya de por si impertinente y aborrecible, esta circunstancia todavía ha agriado más su carácter y parece que todo el mundo deba pagar por su pena. Especialmente las mujeres. Misógino y déspota, trata al género femenino de una manera que llega hasta a ofender al lector. No sabe que su alma, al igual que la de Barbara, está perdida, y sus vidas se cruzarán sin poder remediarlo.
Es cierto que la autora ha utilizado un lenguaje duro, rozando lo soez (o sumergiéndose mejor dicho), y hace que su lectura sea cruda en muchas ocasiones, pero creo que este recurso refuerza la historia tan dura que nos cuenta. Estamos ante un drama humano, una joven con un pasado trágico y una vida llena de soledad y oscuridad. El trabajo psicológico de la autora en el personaje de Barbara sobretodo, pero también en el de Marc, es para mí muy bueno, y sin duda lo más resaltable del libro. Realmente llegas a entender el padecimiento de la protagonista y el ímpetu de la autora para que lo comprendamos no es en vano. Cierto es que el personaje de Marc es bastante o muy ofensivo, hasta indignante, pero al final del libro se suaviza y casi llegas a empatizar con sus propios demonios. Las continuas descripciones de los olores, sabores y sensaciones, también ponen el énfasis en la idea de sordidez de la historia. Creo que nada en este libro es casualidad, si no que está buscado con mucha intención por la autora.
En conclusión, Ojos de muñeca nos acerca a una historia triste y muy dura, en la que la psique de una mente enferma es la protagonista principal. Me ha gustado en general cómo ha llevado la autora la trama y el ritmo de la historia, con una prosa ágil que hace que lo leas en pocos días. Y aunque no estamos ante un thriller donde la investigación policial sea su punto fuerte, ya que creo que podría estar más trabajada, me ha impresionado el personaje de Barbara y el final, que aún siendo un poco previsible, deja al lector muy satisfecho. 








sábado, 6 de octubre de 2018

Post mortem, Patricia Cornwell



Sinopsis:
Tres mujeres han aparecido salvajemente asesinadas en sus propios dormitorios. El responsable de estos crímenes actúa siempre los sábados, de madrugada, y deja muy pocas pistas. De manera que cuando la doctora Kay Scarpetta, jefa del departamento de Medicina Legal de la ciudad, recibe una llamada a las 2.33, supone que algo grave ha sucedido: hay una cuarta víctima. Kay Scarpetta recurrirá a los últimos avances en medicina legal y tendrá que vérselas con aquellos que quieren sabotear su trabajo…, y es que no a todo el mundo le gusta ver a una mujer en el puesto que ella ocupa. «Una magnífica novela, llena de suspense, en la que hasta las descripciones científicas atrapan al lector.» The Times




Hoy no vengo con una última publicación, ni con un título reciente, sino con algo que tenía muchas ganas de leer desde hacía tiempo. Los libros de Patricia Cornwell, y en especial la serie Kay Scarpetta, eran algo que tenía pendiente desde hacía demasiado. Es de esas series de novela negra de las que siempre lees opiniones positivas y tienes rondando por tu lista pero nunca puedes ponerte por un motivo u otro. Vamos allá con el primero de la tan exitosa serie:

Como buena novela negra, comienza pisando fuerte, sus primeros compases nos sitúan en el escenario de un crimen, con el descubrimiento del cuerpo estrangulado y torturado de una mujer en su domicilio, en su cama. Hasta allí es llamada Kay Scarpetta, la jefe del departamento de Medicina Legal de Richmond, Virginia, una ciudad conflictiva donde existe una elevada tasa de criminalidad. En seguida se da cuenta que es otra víctima del asesino que está sembrando el pánico en la ciudad. Un brutal homicida que ataca a mujeres en sus casas, aprovechando ventanas o puertas abiertas, las tortura, abusa sexualmente de ellas y finalmente las estrangula. Y nunca deja el menor rastro. Además siempre actúa los fines de semana, normalmente la noche del viernes al sábado. A parte de eso, poco más tienen los investigadores para darle alcance al sádico que perpetra los asesinatos. Las víctimas no tienen relación entre si y ni siquiera comparten un mismo patrón estético.  

Scarpetta es la jefa del departamento forense. Fría, muy profesional y sin apenas vida privada, se desvive por su trabajo, por eso tiene avisados al equipo de policías de la ciudad que la llamen a ella a cualquier hora si aparece otra mujer en las mismas condiciones en las que las deja el asesino en serie. A través de su trabajo somos testigos de la compleja labor forense que es llevada a cabo en estos casos. Es por lo tanto una novela donde el foco se traslada más al procedimiento médico que a la investigación policial, pues Scarpetta es nuestra protagonista principal. El libro recuerda a series televisivas como CSI, aunque utilizando los medios que entonces estaban a su alcance en los primeros años de los 90, época en que transcurre Post mortem. Es bastante interesante observar de primera mano la metodología científica que a menudo es pasada por alto en otras novelas del género. Aún así, el uso de terminología médica no se hace para nada pesado ni es difícil de seguir. 

Por otro lado, Kay no sólo tendrá que lidiar con un maníaco asesino suelto, sino con otro problema. Y es que parece que no a todo el mundo le agrada que una mujer ostente un cargo tan importante como ella, y además de la manera brillante que lo dirige. Kay se verá muchas veces expuesta a situaciones comprometidas por parte de varios compañeros y altos cargos, e incluso se pondrá en entre dicho su trabajo y profesionalidad con el saboteo de su ordenador, llegando al punto de entorpecer la investigación con la alteración de pruebas científicas extraídas de los escenarios de los crímenes... 

El libro está narrado en primera persona por la doctora Scarpetta, lo cual es todo un acierto porque acompañamos en primera línea a la protagonista y conocemos su psique, sus miedos y temores, y su tenacidad por descubrir al asesino reuniendo todas las pruebas científicas que estén a su alcance, barajando siempre todas las hipótesis posibles e incluso quedándose despierta las noches de los viernes al sábado, noche en la que actúa el asesino, por si este da un nuevo golpe... La acompaña el investigador Marino, con el que no se lleva demasiado bien y resulta un tanto anodino en un principio, pero que, sin embargo, gana protagonismo y nuestras simpatías a medida que avanza el libro. Además Kay está acompañada de su sobrina Lucy, quien se encuentra pasando unos días con ella, una niña de 10 años que es toda una lumbreras con la informática. Es curioso cómo ha cambiado todo el escenario informático desde los años 90 hasta nuestros días, cómo en Post mortem se nos habla de disquetes, de sistemas operativos hoy obsoletos.. Aún así, tiene su encanto, ya que la tecnología avanza muy rápido, también la forense y es curioso ver cómo trabajaban cuando todo empezaba a rodar a la velocidad de la luz...

En resumen, Post mortem me ha dejado buenas sensaciones, pues es un libro muy entretenido, interesante por su vertiente forense y médica que pocas veces había tenido oportunidad de leer en otra novela, y al que le pondría pocos peros. Los diálogos entre personajes se hacen a veces un tanto pesados por lo densos y extensos, así como los capítulos que son de una extensión considerable. El final es resuelto de manera bastante trepidante y sorprendente, aunque me hubiera gustado conocer un poco más del asesino, sus motivaciones, su pasado, su mente retorcida... Pero de todas maneras, os lo recomiendo si os gusta el género, la literatura policial, y sobre todo el observarlo desde un punto de vista forense, lo cual me ha parecido de lo más interesante. Sin duda, continuaré con alguno más de la (larga) saga Scarpetta. 




miércoles, 3 de octubre de 2018

La desaparición de Stephanie Mailer, Jöel Dicker












Ficha técnica
Título: La desaparición de Stephanie Mailer
Autor: Jöel Dicker
Editorial: Alfaguara
Año de publicación: 2018
Género: novela negra, suspense



La noche del 30 de julio de 1994, la apacible población de Orphea, en la región de los Hamptons, asiste a la gran apertura del festival de teatro. Pero el alcalde se retrasa... Mientras tanto, un hombre recorre las calles vacías buscando a su mujer, hasta hallar su cadáver ante la casa del alcalde. Dentro, toda la familia ha sido asesinada.
Jesse Rosenberg y Derek Scott, dos jóvenes y brillantes policías de Nueva York,resuelven el caso. Pero veinte años más tarde, en la ceremonia de despedida de la policía a Rosenberg, la periodista Stephanie Mailer lo afronta: asegura que Dereck y Jesse se equivocaron de asesino a pesar de que la prueba estaba delante de sus ojos, y afirma poseer información clave. Días después, desaparece.


No voy a desvelar nada que no se sepa cuando digo que Jöel Dicker es uno de los autores actuales más aclamados, de esos que cuando publican su última obra, miles o millones de lectores en todo el mundo están deseando ponerse con ella. Y, sí yo también me hallaba entre esos lectores, aunque creo que con menor entusiasmo pero con ganas igualmente, de ahí que no haya dejado pasar mucho tiempo sin leer su última publicación. Y es que La verdad sobre el caso Harry Quebert me encantó, pero El libro de los Baltimore me aburrió... Y la verdad, con La desaparición de Stephanie Mailer iba con pies de plomo pues las opiniones leídas no eran del todo las esperadas. Aún así no quería que ello condicionara para nada en mi lectura, pero ni eso ha ayudado a que mis impresiones finales hayan sido positivas...

La vida del policía Jesse Rosenberg va a dar un giro de 360 grados. A sus cincuenta y pocos ha decidido colgar el hábito y dedicarse a otro sueño que tenía aparcado, y que no descubriremos hasta muy avanzada la lectura. Atrás deja una carrera exitosa, con el amplio reconocimiento de sus compañeros. Sin embargo, en plena celebración de su jubilación anticipada, una periodista, Stephanie Mailer, se le acerca y le recuerda el primer gran caso al que tuvo que hacer frente: un cuádruple homicidio en la plácida localidad de Orphea, en los bucólicos Hampton, acaecido en julio de 1994, veinte años atrás. Stephanie le deja claro que ha hecho sus propias averiguaciones y que estas apuntan a que no lo resolvieron correctamente. Que el culpable a quien detuvieron no fue el autor de los asesinatos. Tras esas palabras, Stephanie desaparece. Jesse, por su parte, no puede sacarse de la cabeza que él y su compañero, y amigo, Derek Scott, cometieran un grave error en la resolución de ese difícil caso, por lo que aplaza su añorada retirada del cuerpo, y empieza de nuevo una investigación. Para ello contará de nuevo con Derek, y también con la joven policía local, Anna. Si en un inicio tuvieron dudas que existiera una relación entre la desaparición de la periodista y los crímenes de 1994, un carrusel de muertes y situaciones que para nada pueden ser coincidencia, empiezan a desfilar de nuevo por la tranquila población. Parece que realmente hay alguien que no quiere que se llegue al final de la cuestión. 

Estamos ante una trama interesante, no muy original, pero sí misteriosa y adictiva, al menos a priori.  Además el libro comienza con un inicio de lo más potente y como digo, adictivo. En seguida múltiples preguntas e interrogantes se ponen encima de la mesa. ¿Quién mató al alcalde de Orphea, su mujer e hijo y además a una mujer que se encontraba fuera de la casa haciendo ejercicio y pudo ser testigo fatal del homicidio? ¿Por qué el alcalde y su familia estaban cargando maletas en su coche cuando el municipio se hallaba en pleno Festival del teatro, y el alcalde debería presidirlo? ¿Qué descubrió Stephanie para replantear toda una investigación de veinte años atrás? Sin embargo, a medida que va avanzando el libro, el autor lo inunda de tal número de personajes que lo vuelven algo confuso, e incluso pesado. Una gran profusión de personajes con sus historias paralelas, que poco o nada aportan a la historia principal. En resumen, el libro peca, a mi modo de ver, de exceso. Excesivo en cuanto a personajes, historias adyacentes que son totalmente independientes de la trama principal y que hacen que te alejes de ésta, y por ende, excesivo en cuanto a extensión.

Lo segundo que llama la atención, a mi al menos, es el uso de distintas voces narrativas, la primera persona se alterna con la tercera, incluso en un mismo capítulo, a lo que cabe añadir los extractos de noticias de periódicos y además el viaje temporal de la narración, desplazándose continuamente de la actualidad a 1994. El resultado: una sensación de confusión y caos narrativo, que aunque la prosa está cuidada y es muy fluida, la visión general es un poco de desorden. Aprovecho para aludir a otro aspecto que para mí ha influido negativamente en mis impresiones, y es la existencia de algún personaje rozando lo esperpéntico y delirante, y protagonizando escenas que, a mi particularmente, me han llegado a irritar y aburrir. La verdad no me esperaba encontrar ese tipo de escenas, y aunque en el libro el teatro tenga un papel fundamental, no creo que estén justificadas. Situaciones forzadas y poco creíbles, incluso en la misma investigación policial y en el de curso de ésta, que obviamente no puedo mencionar para no caer en spóiler. 

Resumiendo, en La desaparición de Stephanie Mailer nos encontramos ante un libro extenso, - con muchas menos páginas creo que el resultado sería diferente-; con una buena trama a pesar de ello, pero fallando en la ejecución y en la forma de narrarla. Y es que ha habido momentos en los que su lectura se ha hecho francamente pesada, aunque si bien es cierto que Dicker intenta captar toda nuestra atención con continuas vueltas de tuerca y multitud de pistas falsas, hasta llegar a un final bastante sorprendente aunque no por ello memorable. 










sábado, 29 de septiembre de 2018

La noche de las medusas, Jacinto Rey



Ficha técnica
Título: La noche de las medusas
Autor: Jacinto Rey
Editorial: Suma de letras (haz click para ir a la web de la editorial)
Fecha de publicación: septiembre de 2018
Número de páginas: 
ISBN: 9788491291985
Género: suspense

Muchas gracias a la editorial por el ejemplar del libro ❤







Madrid, 1969. Serafín Leal y su amante recordarán la noche de la llegada del hombre a la luna... por un motivo que hubieran preferido evitar. Una tras otra, las mujeres importantes en la vida de Serafín Leal se hallarán en peligro por un secreto atesorado durante varias décadas. El detective privado encargado del caso descubrirá que su cliente esconde un pasado oscuro y que se encuentra en marcha una venganza de consecuencias imprevisibles. ¿Qué ocurrió durante la noche de las medusas? ¿Hasta dónde llegará la espiral de violencia y venganza?

«Hay momentos que definen nuestras vidas. Una noche de 1945, un ejército de medusas luminiscentes convertirá la costa de Tánger en un paisaje onírico, haciendo que la vida de nuestros personajes cambie para siempre. Una historia de búsqueda, autodescubrimiento, venganza, expiación y redención».


Muchos ya conoceréis el buen hacer de Jacinto Rey, pero no era mi caso, y La noche de las medusas ha sido mi primera aproximación al autor. Una novela de suspense, donde el pasado se une continuamente con el presente, y lo acontecido una noche de octubre de 1945, en la costa de Tánger, la noche de las medusas, regresa a la vida de sus protagonistas y a la de todos los que les rodea.

Es difícil explicar el argumento del libro sin hacer algún destripe. La apacible vida de Serafín Leal y Lucía Cisneros, dos personas que no se conocen y alejadas geográficamente, está a punto de cambiar. Serafín es un rico empresario madrileño perdidamente enamorado de una joven y bella mezzosoprano; sus negocios van viento en popa y durante años le han hecho amasar una cifra exorbitante de dinero. Tiene contactos, más dinero del que podrá gastar y una preciosa mujer a su lado. Pero, lo ocurrido esa noche en Tánger extiende sus tentáculos hasta el presente: un hombre le persigue y busca su muerte, pero antes quiere tomarse una larga y cruel venganza. 

Para Lucía, su plácida vida en Tánger, ha finalizado. Ella es una joven de veintitrés años, profesora en el Colegio Español de la ciudad marroquí y vive con Beatriz, amiga de su madre que la adoptó al fallecimiento de ésta. Leila, la madre de Lucía, dejó una gran huella en la joven y además le transmitió su pasión por la cocina, y su buena mano entre los fogones. Por eso cuando acompaña a Beatriz a Madrid por la enfermedad de su hermano, ocurrirá algo que hará que se quede en la capital española y lleve a cabo su gran pasión. Pero a la vez también se verá inmersa en un truculento triángulo en que peligrará todo, incluso su vida.

Para mí, el libro cuenta con algunos elementos de peso para que resulte atractivo. Por un lado, una historia bastante interesante que se mueve constantemente en torno al pasado y presente de los personajes. Un halo de misterio envuelve el desarrollo de la trama, y el factor adictivo se ve además potenciado por capítulos cortos y con finales de capítulo que te dejan en ascuas y con ganas de más, un recurso que el autor explota y tiene muy buen resultado. Además, me ha ganado la prosa y el estilo narrativo sosegado, ordenado y elegante del escritor. Para ser sinceros, me ha fascinado su forma de narrar. Sencilla y elegante.

Y por otra parte, destacaría su bonita ambientación. Tánger me persigue últimamente, y yo encantada, la verdad. Aunque también debo decir que sólo aparece al inicio del libro, y pese a que las descripciones de la ciudad en los años sesenta son evocadoras y atractivas, no es tan protagonista como yo esperaba, ya que la acción principal se traslada a Madrid. Sin embargo, también me ha gustado cómo la describe y cómo recrea la época, introduciendo retazos de esos años, costumbres o hechos históricos, como la llegada del hombre a la Luna. 

No son muchos los personajes que visten la historia, y bajo mi opinión, en los personajes está el punto más débil del libro. Creo que les falta un poco más de profundidad y están demasiado clicheados, o son muy malos o muy buenos, lo que les resta credibilidad y realismo. Por su parte, la historia pese a ser un poco predecible, está bien llevada y narrada. No voy a mentiros cuando diga que en general me ha gustado, pero también le he encontrado flecos que me han chirriado. Como por ejemplo su final. Sus finales, para ser más exactos. Y es que uno es predecible y coherente, pero el giro final que mete el autor me ha parecido excesivamente forzado y desenganchado de la trama. El autor no te prepara para ello, ni siquiera una pista, algo que puedas comprender con algún detalle previo. Sé que este recurso también tiene sus adeptos, y a mi me gustan los giros inesperados, pero este no me ha encajado y lo veo innecesario. Aunque como siempre digo, es la humilde opinión de una simple lectora.


En síntesis, La noche de las medusas es una lectura de esas con las que las horas se pasan volando, por su lectura ágil, adictiva y sencilla, sin demasiadas complicaciones. Una historia de venganzas y secretos de un pasado que vuelve a la vida de aquellos que lo protagonizaron para rendir cuentas aunque el precio puede resultar demasiado caro. Me ha dejado buen sabor de boca y seguro que no será lo único que lea del autor gallego. 








martes, 25 de septiembre de 2018

Todos los veranos del mundo, Mónica Gutiérrez













Ficha técnica
Título: Todos los veranos del mundo
Autora: Mónica Gutiérrez
Editorial: Roca Editorial
Año de publicación: 2018
Género: romántica




Helena, decidida a casarse en Serralles, el pueblo de todos sus veranos de infancia, regresa a la casa de sus padres para preparar la boda y reencontrarse con sus hermanos y sobrinos. Un lugar sin sorpresas, hasta que Helena tropieza con Marc, un buen amigo al que había perdido de vista durante muchos años, y la vida en el pueblo deja de ser tranquila.
Quizás sea el momento de refugiarse en la nueva librería con un té y galletas, o acostumbrarse a los excéntricos alumnos de su madre y a las terribles ausencias. Quizá sea tiempo de respuestas, de cambios y vendimia. Tiempo de dejar atrás todo lastre y aprender al fin a salir volando.

No había tenido oportunidad de conocer a esta autora hasta la fecha, pero había oído hablar tan bien de ella que no he podido resistirme. Y ya os avanzo que no es el único libro que leeré de Mónica Gutiérrez.

Helena vuelve tras dos años de ausencia al pueblo de sus padres, donde pasó su infancia y donde guarda sus mejores recuerdos. El lugar donde vivió sus momentos más felices, junto a su familia y junto a su amigo Marc. La inesperada pérdida de su padre hizo que no se atreviera a volver a Serralles por miedo a que ello le resultase demasiado doloroso. Pero ahora, sin embargo, ha decidido regresar para casarse dentro de tres semanas con su prometido, el juez Jofre. Helena, abogada, con una vida absolutamente dedicada a su trabajo en Barcelona, y un carácter inflexible y un tanto taciturno, no verá con buenos ojos los cambios que se presentan a su llegada a Serralles, en concreto a la casa familiar o pairal que ahora es el hogar permanente de su madre. 

Lo primero que me agradó es la ubicación de Serralles y por lo tanto del libro. En la Vall de Boí, en pleno corazón del Pirineo de Lleida, un lugar que conozco bien ya que yo también pasé felices momentos de mi infancia allí. Un lugar único, maravilloso, donde retirarse y vivir en total tranquilidad. Mónica también ha sabido transmitirnos esa sensación, con sus recurrentes, aunque no pesadas, descripciones de Serralles, de sus gentes, pequeños comercios y su bucólico enclave, rodeado de montañas y vegetación que quitan el aliento sin que os exagere. Pequeñas comunidades donde todo el mundo se conoce, y aunque también son el lugar que eligen muchos turistas para pasar sus vacaciones e incluso gente de ciudad para comenzar de nuevo, ello no le resta ese encanto y la tranquilidad que vienes a buscar. Y Helena en ese ambiente relajado, rodeada de su familia, volverá a reencontrarse con ella misma. El primer cambio: dejar de recogerse el pelo con un moño tan estirado como suele llevarlo en el bufete donde trabaja y bajarse de sus tacones, para llevarlo suelto y andar con zapatos planos, libre por fin. 

En la casa de su madre, donde la aguarda una inesperada sorpresa, convivirá durante esas semanas previas a su boda, con sus hermanos: Xavier, su hermano mayor y escritor de enorme éxito, y Silvia, la pequeña, una defensora a ultranza del medio ambiente. También estarán sus sobrinos pequeños, hijos de Xavier, y algún que otro personaje entrañable que deambulará por la casa. Y sobre todo, Marc. Su mejor amigo de la infancia, al que no ve desde hace más de veinte años. Marc, que ha vivido en el extranjero todo este tiempo, vuelve a Serralles para emprender un negocio de vinos. Y su sorpresa será mayúscula cuando le digan que Helena ha vuelto al pueblo. No puedo obviar el mencionar al peculiar propietario de la nueva librería del pueblo, un británico con el que Helena en seguida hará buenas migas, y compartirán confidencias, buenas lecturas y sobre todo té, por supuesto. 

No os voy a mentir cuando os diga que he disfrutado con esta lectura, con el "feel good" que había oído característico de la autora. Una lectura que te hace sentir bien, en la que destacaría los diálogos, muy bien logrados e interesantísimos, y unos personajes perfectamente elaborados y entrañables. Me ha gustado la prosa de Mónica Gutiérrez, su estilo delicado y fresco, narrado en primera persona para ser totalmente partícipes del punto de vista de la protagonista, me ha parecido una buenísima opción para iniciarme en su obra. 

Resumiendo, Todos los veranos del mundo es un libro ligero, de corte romántico, sin complicaciones y sin caer en la ñoñería ni resultar para nada empalagoso. Con toques metaliterarios, es una lectura amable, también muy fresca, que puede hacernos reflexionar y con un desenlace que se prevé, pero que es lo que pide esta historia, sin engaños ni artificios. Por eso no puedo más que recomerdárosla. 









viernes, 21 de septiembre de 2018

La Retornada, Donatella Di Pietrantonio







Título original: L'Arminuta
Autora: Donatella Di Pietrantonio
Editorial: Duomo Ediciones (clica para ir a la web de la editorial)
Año de publicación: 2018
Colección: Nefelibata
ISBN: 9788417128043
Género: Narrativa

Muchas gracias a Duomo por el ejemplar




Con la maleta en una mano y una bolsa con zapatos en la otra, una muchacha de trece años llama a una puerta tras la que hay un mundo desconocido, extraño. Empieza así esta historia vehemente y cautivadora, con una adolescente que de un día para otro es devuelta a su familia biológica y lo pierde todo: una casa confortable, a sus mejores amigas, el cariño incondicional de sus padres, o de quienes creía que eran sus padres. Su nuevo hogar es pequeño, oscuro, hay hermanos por todas partes y poca comida en la mesa. Pero está Adriana, la hermana pequeña que le abre mucho más que la puerta de su nueva casa.



La verdad, no pude resistirme a leer esta joya, esta pequeña gran historia que está siendo una auténtica revolución entre los lectores, tanto en Italia como en España. Tras una enigmática y bella portada, La Retornada está dando mucho que hablar, y lo más importante, no está haciendo disfrutar.  

Con una única maleta y una bolsa con zapatos viejos, una niña de tan sólo trece años es dejada por el que creía su padre en la puerta de la casa donde viven los que se supone son su familia real, sus padres biológicos. Sin entender qué ha sucedido, es devuelta a su familia de origen, de donde salió con apenas unos meses de vida. Ahora la situación ha cambiado. Pero ¿qué ha cambiado exactamente? Debe regresar con sus padres, ya que estos la reclaman. Pero sin embargo, la muchacha solo llegar se dará cuenta que eso no es exactamente así. Que en aquella casa no se alegran de su llegada, que la frialdad con que la tratan hace que entienda que resulta un estorbo para casi todos. Su "nueva" familia es grande, muchos hermanos y unos padres siempre atareados, ordenando tareas y castigándoles por cualquier cosa. Allí aprenderá que es importante llegar pronto a la mesa, y comer rápido, ya que podría quedarse sin hacerlo si se despista. Una casa pequeña en la que todos los hermanos, chicos y chicas, comparten una habitación para dormir, incluso un mismo colchón, como lo hacen ella y Adriana. Y donde la higiene no está precisamente cuidada, ella que venía de un mundo ordenado, cuidado y pulcro. Por suerte, tiene a su hermana pequeña, Adriana. Ella será su salvación ante una situación que la desborda, y lo peor, que no entiende y nadie está dispuesto a explicárselo. 

Ambientada en la Italia de los años 70, en un pueblo desangelado del sur de Italia, el libro me ha sorprendido sobre todo por la forma de narrar de la autora: cómo emplea la palabra exacta en cada momento, cómo las oraciones están cargadas de significado, de una emoción constante y de una sensación de tristeza latente en la narración en primera persona de la protagonista. A esa a la que llaman La Retornada. De ella no sabremos su nombre, y es todo un acierto, ya que realmente es así como se siente: abandonada, repudiada y retornada a una familia que no conoce y con la que no tiene nada en común. De hecho a sus padres biológicos les llama "la madre" y "el padre". La sensación de soledad y el abismo en el que cae La Retornada es palpable durante toda la lectura. Y esa soledad sólo se verá mitigada por la relación con su hermana Adriana. Cómo forjan su relación rodeadas de una cruel miseria. Además el misterio que envuelve a la devolución de la niña a su familia biológica insta a que la lectura fluya todavía más y a que nos quedemos enganchados a esta tremenda historia. 

La Retornada recoge los sentimientos de una niña que no ha cumplido todavía los catorce años y que se ve de la noche a la mañana devuelta a su familia de origen, donde reina el caos y casi el pillaje, sin conocer el motivo de esta crueldad. Se ve arrancada de su mundo, un mundo acogedor, tranquilo, como el de cualquier niña de su edad, para pasar a una realidad de miseria y pobreza. Una historia totalmente cautivadora, dura pero también conmovedora, con una prosa sencilla, directa y tierna. Os la recomiendo encarecidamente, no os la perdáis ☺

















lunes, 17 de septiembre de 2018

La tragedia del girasol, Benito Olmo













Ficha técnica
Título: La tragedia del girasol
Autor: Benito Olmo
Editorial: Suma de Letras
Año de publicación: 2018
Género: novela policíaca




Suspendido de empleo y sueldo, el exinspector de policía Manuel Bianquetti se ve obligado a malvender sus servicios como investigador privado hasta que recibe un encargo aparentemente sencillo: proteger a un importante empresario durante su estancia en la ciudad.
Sin embargo, lo que parece un trabajo rutinario desembocará en un reguero de muertes que obligará a Bianquetti a dar rienda suelta a su instinto de investigador para sobrevivir, llevándole a descubrir que, a menudo, el sol que más calienta también es el que más quema.


Desde que hace poco leí La maniobra de la tortuga tenía claro que no pasaría mucho tiempo sin que La tragedia del girasol, segunda novela del autor, cayera en mis manos. La leí en agosto pero entre vacaciones y demás, se me quedó pendiente escribir su reseña. Vamos allá. 

De nuevo nos encontramos con el intrépido, irreverente e irascible Manuel Bianquetti como protagonista principal de la novela. Me gustó este personaje, con una existencia atormentada y un carácter antisocial, que demasiado a menudo se aparta del mundo, aunque también nos demuestra que tiene su corazoncito. En esta ocasión y tras lo que ocurrió en el desenlace de La maniobra de la tortuga, Manuel se encuentra suspendido de empleo y sueldo durante una larga temporada, por lo que su labor en la policía de momento está en stand-by y se dedica ahora a ejercer de detective privado. Sin demasiado trabajo, para ser sinceros. Sin embargo, recibe un encargo. Debe encontrar a Regina, una prostituta a la que alguien busca escondiendo su motivo. Paralelamente, el inspector Silva, a quien no une precisamente una relación cordial con Bianquetti, le ofrece a éste el contacto para un trabajo. Si bien al principio Manuel está a punto de tirar las señas, una conversación con Cristina hace que se lo replantee y finalmente acaba llamando. Y aceptando. Se trata de formar parte del equipo de seguridad privada de un famoso y rico empresario madrileño que va a pasar unos días en Cádiz por negocios. Aparentemente es un trabajo sencillo y para el que Bianquetti está sobradamente cualificado, pero todo pronto se complicará demasiado. Muertes y un intricando círculo de intereses económicos relacionados con el narcotráfico, hacen que Bianquetti tenga que volver a ejercer de lo que mejor sabe: dar rienda suelta a su instinto policial y jugarse la vida en demasiadas ocasiones. 

De nuevo nos encontramos con la prosa sencilla y directa de Benito Olmo. Con retazos de humor negro por parte de Bianquetti, un personaje interesante a mi modo de ver, y en esta ocasión con muchas escenas de acción. Dos líneas argumentales, aunque en ambas con tiroteos, escenas violentas y un hilo de suspense que convierten al libro en un thriller muy intenso. Sin embargo si tengo que elegir, me quedaría con la primera obra de Olmo. Sin deslucir La tragedia del girasol, la primera me pareció más una novela policíaca - negra, y esta sin embargo se mueve más en la zona del thriller, con una trama relacionada como he dicho con el narcotráfico y la prostitución. 

Resumiendo, nada puede reprochársele al autor pues logra dar forma a una historia llena de misterio y de intereses ocultos, donde la vida vale muy poco y donde nadie es lo que aparenta. De nuevo el personaje principal absorbe toda nuestra atención, es a través de sus vicisitudes, persecuciones, emboscadas y demás, como va desarrollándose una trama no muy original, más bien manida, pero sin duda bien ejecutada y que mantiene al lector enganchado durante toda su lectura. 








miércoles, 12 de septiembre de 2018

No soy un monstruo, Carme Chaparro
















Ficha técnica
Título: No soy un monstruo
Autora: Carme Chaparro
Editorial: Espasa
Año de edición: 2017
Género: novela policíaca




Si hay algo peor que una pesadilla es que esa pesadilla se repita. Y entre nuestros peores sueños, los de todos, pocos producen más angustia que un niño desaparezca sin dejar rastro.

Eso es precisamente lo que ocurre al principio de esta novela: en un centro comercial, en medio del bullicio de una tarde de compras, un depredador acecha, eligiendo la presa que está a punto de arrebatar. Esas pocas líneas, esos minutos de espera, serán los últimos instantes de paz para los protagonistas de una historia a la que los calificativos comunes, «trepidante», «imposible de soltar», «sorprendente», le quedan cortos, muy cortos.



Como sabéis No soy un monstruo fue el debut literario de la periodista barcelonesa Carme Chaparro, que recibió el Premio Primavera 2017, y que además acaba de publicar el segundo libro protagonizado por la inspectora jefe Ana Arén, La química del odio

No soy un monstruo que podría enmarcarse en el género policíaco más que en el de la novela negra, aunque a veces una línea muy fina separa ambos conceptos y otras veces se confunden totalmente. Y es también, por el tema sobre el que gira, un libro que te hace sufrir, en el que el lector puede palpar el padecimiento de los personajes ante la crueldad de la desaparición de un menor. Y es que obviamente la desaparición de menores es algo muy sensible socialmente y que nos toca especialmente la fibra.

Ana Arén, inspectora jefe de la Policía Nacional en Madrid, está ante el caso más complicado de su carrera. Kike, un niño de cuatro años, acaba de desaparecer mientras estaba con su madre en un concurrido centro comercial. La madre no sabe cómo ha podido ocurrir. Le llevaba de la mano y de repente, tras mirar un momento el móvil, ya no estaba allí. Kike, además, se parece mucho físicamente y tiene la misma edad que Nicolás, que desapareció sin dejar rastro hace ya dos años. Ana también era la encargada de ese caso, que nunca pudo esclarecer, y ello le ha dejado marcada y con recurrentes pesadillas. Por lo que la más mínima posibilidad de que el secuestrador haya vuelto a actuar, la sume en la más profunda desesperación. Empezará entonces una investigación frenética, donde los tiempos son importantísimos, una auténtica guerra sin cuartel para desenmascarar a quien está detrás de tan horribles actos.

El libro está narrado utilizando varias voces, por lo que cada capítulo lleva como título el nombre del personaje que lo protagoniza. Los capítulos de Ana se hallan narrados en tercera persona, y nos muestran su psique, su difícil pasado y el avance de la investigación de primera mano. Y por otro lado, contamos con la voz de Inés, con su testimonio explicado en primera persona. Inés Grau es una famosa periodista de Canal Once, encargada de la sección de sucesos, madre también de un menor de cuatro años e inmersa en la escritura de su segundo libro, para el cual todavía no ha encontrado la inspiración ni una historia realmente buena. 

Si bien la novela tiene como trama principal la investigación de un secuestro, se introducen otros elementos que le otorgan más interés. Por un lado nos muestra el controvertido papel que a veces el periodismo juega en este tipo de situaciones tan delicadas. Una crítica social clara, ya que ahonda en lo que conlleva que un caso así se convierta en casi un circo mediático, y cómo la policía de esta manera se siente aún más presionada por los medios y la sociedad. De forma que a veces se busca encontrar un culpable para dar carpertazo al asunto, y contentar a la opinión pública y a la presión que ejercen los políticos. Y por otro lado, es como he dicho antes, un libro con el que se sufre y se pasa incluso miedo. Nos muestra de forma muy clara el dolor de los padres ante la desaparición y pérdida de un hijo, llegamos a empatizar profundamente con estos, y con ello también sentimos el miedo a encontrarnos alguna vez en la misma situación.

No soy un monstruo es pues, una novela dura pero a la vez interesante y absorbente. Desde luego se lee en un suspiro porque te atrapa sin que puedas soltarla. Aderezada con momentos de tensión, angustia y miedo, que logran encoger el alma del lector, aguarda un final de los más inesperado, la verdad no se ve venir de ninguna manera. Con una frase que cierra el libro y que hace que comprendamos todo al final, y que incluso lleva a mirarlo y entenderlo de otra manera diferente a la que lo habías enfocado. 

En resumen, me ha sorprendido muy muy gratamente esta primera novela de la periodista, he disfrutado con ella y no he parado hasta terminarlo en muy poco tiempo. Con capítulos cortos, una narración sencilla pero plausible, la autora sabe llevar muy bien los tempos y el ritmo de la investigación, creíble y documentada, complementada con personajes bien definidos y trabajados y un final que te deja ... pálido. 







Sharko, Franck Thilliez

Ficha técnica Título: Sharko Autor: Franck Thilliez Editorial: Planeta de Libros (clica para ir a la web de la editorial) Año de p...