jueves, 16 de agosto de 2018

En los zapatos de Valeria, Elísabet Benavent












Ficha técnica
Título: En los zapatos de Valeria
Autora: Elísabet Benavent
Saga: Valeria 1
Editorial: Suma de letras
Año de edición: 2013
Género: novela romántica, erótica



Valeria es escritora de historias de amor.
Valeria vive el amor de forma sublime.
Valeria tiene tres amigas: Nerea, Carmen y Lola.
Valeria vive en Madrid.
Valeria ama a Adrián hasta que conoce a Víctor.
Valeria necesita sincerarse consigo misma.
Valeria llora, Valeria ríe, Valeria camina...
Pero el sexo, el amor y los hombres no son objetivos fáciles.
Valeria es especial.
Como tú.



Y ya le iba tocando el turno a Elísabet Benavent. ¡Qué ganas tenía de leer un libro suyo! En los zapatos de Valeria ha sido mi primer contacto con la autora valenciana y he de decir que lo he disfrutado mucho mucho. Este agosto estoy poniéndome con autores que tenía "requetependientes", primero María Oruña y ahora le ha tocado el turno a Benavent. Ahí van mis impresiones sobre este libro que por cierto es el primero de una trilogía.

Nuestra protagonista principal es Valeria, una joven de veintisiete años, escritora y casada con Adrián, fotógrafo de profesión, que está (demasiado) pendiente de su trabajo y carrera. Valeria por su parte hace poco que publicó su primera novela, Oda, la cual fue un éxito, y ahora se encuentra inmersa en escribir la segunda. Pero no encuentra la inspiración. Es más, está totalmente atascada y eso la aterroriza. No tiene una historia mínimamente interesante que desarrollar, con lo cual no tendrá nada que entregar a su editor y además ha dejado su trabajo estable para dedicarse enteramente a escribir, su gran pasión. Además, y por si fuera poco, su matrimonio con Adrián no está pasando, ni de lejos, su mejor momento. Se han convertido en algo así como simples compañeros de piso, o de colchón, como ella suele decir. Aunque el colchón, sólo lo utilizan para dormir. 

Por suerte cuenta con tres amigas leales, de las de toda la vida, aquellas que no te fallan, que pueden pensar diferente, que siempre te dirán realmente lo que piensan, pero que siempre están ahí. Lola, Carmen y Nerea. Me ha gustado especialmente este grupito. Y aunque la que lleva el peso de la narración es Valeria, y de hecho el libro está narrado en primera persona por ésta, en realidad las cuatro son protagonistas de la novela. A través de los ojos de Valeria, descubriremos sus particulares historias, sus amores y desvelos. Lola es la más alocada del grupo, sexualmente desinhibida, va por la vida con mucho carácter y su lista de amantes es extensísima. Ahora mantiene una relación muy acalorada con Sergio, un compañero de trabajo. Pero este tiene un gran hándicap, tiene novia y rica. Carmen es la más cerebral, directa y descarada a la vez. Está locamente enamorada de Borja, también compañero de trabajo, y odia más allá de lo humano a su jefe, Daniel, quien le hace la vida imposible y humilla siempre que tiene ocasión. Y por último Nerea, la más modosita, siempre tiene una palabra políticamente correcta, siempre va impecable y ahora por cierto está, por fin, de nuevo enamorada. 

Elísabet Benavent me ha sorprendido por su estilo directo, fresco y juvenil, pero no por ello soez, algo que algunas novelas de este estilo a vez pecan de ello. Y eso que en el libro se narran escenas de sexo bastante explícitas, pero en las que la autora, sin embargo, se nota que cuida el lenguaje y el mensaje que quiere enviar. Los diálogos también juegan un papel importantísimo, y he de confesar que son buenos, espontáneos y frescos, cargados además con toques de ironía y humor inteligente. 

En síntesis, En los zapatos de Valeria vas a encontrar una lectura entretenida, ligera y adictiva, a mí me ha mantenido muy pegada a sus páginas y al devenir de los asuntos amatorios de las protagonistas. No es que la trama sea original, porque el tema está bastante manido, pero sin embargo se encuentra tan bien desarrollado y cuenta con alguna que otra sorpresa, que se hace muy ameno e interesante. Una buena lectura para lo que muchos llaman "desengrasar" tras otra más densa, lo que me ha ocurrido a mi misma, que venía de leer unos cuantos thrillers del tirón :D 

En definitiva, un libro muy veraniego si me permitís también, y que hace que ni me plantee que voy a seguir leyendo esta saga y seguro que alguno más de la valenciana, que por cierto es muy prolífica. 

















lunes, 13 de agosto de 2018

Puerto escondido, María Oruña












Ficha técnica
Título: Puerto escondido
Autora: María Oruña
Serie: Valentina Redondo 1
Editorial: Editorial Destino
Año de edición: 2015
Género: novela negra



Oliver, un joven londinense con una peculiar situación familiar y una triste pérdida, hereda una casona colonial, Villa Marina, a pie de playa en el pueblecito costero de Suances, en Cantabria. En las obras de remodelación se descubre en el sótano el cadáver emparedado de un bebé, al que acompaña un objeto que resulta completamente anacrónico. Tras este descubrimiento comienzan a sucederse, de forma vertiginosa, diversos asesinatos en la zona (Suances, Santillana del Mar, Santander, Comillas), que, unidos a los insólitos resultados forenses de los cadáveres, ponen en jaque a la Sección de Investigación de la Guardia Civil y al propio Oliver, que inicia un denso viaje personal y una carrera a contrarreloj para descubrir al asesino.


Si había una autora y sus libros a los que les tenía muchas ganas, esa era María Oruña y su trilogía protagonizada por la teniente de la Guardia Civil Valentina Redondo. Poco a poco voy poniendo remedio a estas particulares lagunas, y la verdad es que casi me arrepiento de no haberlo leído antes, me ha encantado.

Oliver Gordon es un joven londinense que necesita urgentemente cambiar de vida. El reciente fallecimiento de su madre, las recurrentes desapariciones voluntarias de su hermano, la fría relación con su padre y un fuerte desengaño amoroso, hacen que ponga rumbo a Suances, Cantabria, donde su madre le ha dejado en herencia una antigua casona con unas impresionantes vistas al mar. Un lugar idílico donde dar forma a otra vida, empezar de cero y por qué no reformar la vieja casona y reconvertirla en un alojamiento rural. Y es precisamente en los trabajos de reforma, cuando el capataz le llama alarmado contándole lo que han encontrado emparedado en el sótano. El cadáver prácticamente momificado de un bebé. Oliver se encuentra llegando de Londres a Suances y no da crédito al hallazgo. ¿Qué tendrá que ver ese bebé con su familia? A partir de ahí, los interrogantes irán in crescendo para Oliver y para la Sección de Investigación de la Guardia Civil encargada del caso. Por un lado, dos hombres serán encontrados sin vida días después de que se dé a conocer el descubrimiento del bebé en Villa Marina, la casona de Oliver, y por otro lado, éste descubrirá que el pasado de su familia le era totalmente desconocido, que su madre guardó un enorme secreto antes de morir, por lo que decide no parar hasta saber toda la verdad y despejar sus inquietantes dudas. Su vida y el pasado de su madre están íntimamente conectados con el desarrollo de la investigación policial, por lo que Oliver estará en el punto de mira de la Guardia Civil y a la vez les ayudará en más de una ocasión.

La oficial al cargo es la teniente de la Guardia Civil Valentina Redondo, y su mano derecha, el cabo Riveiro. Además de Sabadelle, Torres, Zubizarreta y algún otro policía que poco a poco irán investigando y encontrando puntos de unión en una densa red que reúne a muchas personas, cuyos lazos parecen tener sus raíces en un lejano pasado y que ahora tras el descubrimiento del cadáver del bebé, el Ángel de Villa Marina como ya lo han bautizado, vuelven a salir a la luz. Un tercer intento de asesinato a un jubilado en la residencia donde se encuentra interno, no hace más que oscurecer una trama que cada vez se complica más. En medio, varias importantes y poderosas familias. La señora Ongayo, una anciana empresaria exitosa y ama de las causas benéficas, y los Chacón, antiguos indianos muy influyentes en la zona desde la posguerra. Y además un extraño collar que llevaba el bebé encontrado, una cara de un dios mesoamericano, Tlaloc. Un rompecabezas que parece arrastrar muertes y desgracias desde muchos años atrás.

El libro se encuentra narrado en dos tiempos como viene siendo habitual en este género. Por un lado, la investigación policial y los muchos secretos que guardan las familias protagonistas, y por otro, un diario que se inicia el 18 de julio de 1936, el día del alzamiento, el día que dio comienzo la Guerra Civil Española. ¿Quién lo escribe? No lo sabemos, es algo que la autora se guarda hasta el final, y por lo tanto uno de los alicientes de la lectura. A través del diario conoceremos la vida de Jana Fernández, la protagonista de este segundo relato, una niñita de apenas diez años a la que la irrupción de la guerra marcará para siempre su vida y la de su familia. Y es que ésta quedará partida y mutilada. Sobrevivirá, junto a su padre y hermanos, especialmente junto a su hermana mayor Clara, a una posguerra fría y dura, con penurias y miserias. Seremos testigos de los múltiples giros que dará su vida, de sus inquietudes y anhelos. En este punto, se aprecia el trabajo de documentación de la autora en cuanto al desarrollo de la Guerra Civil y sobre todo a la vida de los republicanos al término de ésta, de cómo debían esconderse en el monte para escapar de una muerte asegurada, y cómo además se agrupaban en la clandestinidad para intentar dar un golpe al régimen franquista, obviamente sin éxito. Ambos relatos me han parecido igual de interesantes, atractivos y bien construidos, y efectivamente, ambas líneas están relacionadas aunque al principio no podamos imaginarnos cómo. Pero, poco a poco, las preguntas irán encontrando sus respuestas, y las líneas se unirán de forma perfecta. La autora va dando pistas poco a poco, para que el lector pueda responder a las muchas preguntas que van surgiendo, aunque ello no implica que la historia no guarde sorpresas de última hora. 

Los personajes, muchos y muy bien trazados, juegan un papel fundamental en este libro. Los protagonistas, Oliver Gordon y la teniente Valentina Redondo, son de lo más atractivos, y el friso de secundarios que configuran el lienzo, están muy logrados. Al igual que el desarrollo de la investigación policial y forense, creíble y solvente, además de enormemente adictiva. Y por último, un personaje extra. La bella ambientación de la novela. Cantabria en su puro y natural estado. Suances - Comillas - Santillana del Mar - Santander. Parajes hermosos e históricos que se cuelan en el relato de la forma más armoniosa posible, y es que María Oruña no se pierde en grandilocuentes descripciones, pero sí que logra hacerte partícipe del genial telón de fondo y transportarte a una de las zonas más bellas del norte de la Península. 

En síntesis, con Puerto escondido me esperaba una buena lectura, amparada por muchas críticas positivas, y me he encontrado justo eso, un libro que me ha encantado, que combina grandes dosis de misterio con intrigas familiares y muchos crímenes, salpicada por la siempre interesante Guerra Civil, en una red frondosa de intereses oscuros y secretos que nunca debieron salir a la luz. Un libro que te engancha, con una trama enrevesada y para nada fácil de desarrollar, por lo que aplaudo a la autora por su pericia al saber desgranarla en la medida exacta. Y por cierto, me ha encantado el título del libro, cuyo real significado no desvelo para que el lector lo descubra a través de esta lectura tan agradable y entretenida.











jueves, 9 de agosto de 2018

Estocolmo de noche, Caridad Bernal












Ficha técnica
Título: Estocolmo de noche
Autora: Caridad Bernal
Editorial: Harlequin
Número de páginas: 570
Género: Novela romántica




Ella no buscaba historias con final feliz, sino ser feliz en su propia historia.

Después de una traición amorosa, a Blanca se le desmorona su mundo de la noche a la mañana. Para aclararse las ideas, tras haber roto con todo decide aceptar la oferta de su hermana y trasladarse a Estocolmo durante una temporada. Allí, tremendamente deprimida, Blanca solo puede verse como un estorbo: no habla la lengua, no tiene trabajo…

Hasta que un día se cruza con un hombre al que sigue como Alicia tras el Conejo Blanco, que la conduce a una madriguera donde está Einar Lönnberg: un zorro para los negocios que, tras conocerla a ella y su encantadora sonrisa, decide contratarla como agente inmobiliario.

Con Einar como jefe, para Blanca empieza una nueva vida en Estocolmo en la que se harán realidad muchos sueños.

La capital sueca se convierte en el escenario principal de esta novela. Sus calles y canales son cómplices de la historia de Blanca, una joven que decide empezar de cero para convertirse en la mujer que ni ella misma hubiese creído que llegaría a ser.



Hace pocos días publiqué la reseña de Pescando salmones en Alaska, la primera novela de Caridad Bernal, que tan amablemente me hizo llegar. Hoy vuelvo a dedicarle un nuevo post a esta prometedora autora con su segunda novela, Estocolmo de noche que también he podido leer gracias a la misma Caridad. 

Como la anterior, estamos ante una novela contemporánea de corte romántico. En este caso nuestra protagonista es Blanca Blanes, una joven de veintiséis años que acaba de ser traicionada por su pareja con la que además regentaban un negocio. Por lo que, de repente todo su mundo se viene abajo y decide romper con todo, tanto con su pareja como con su trabajo. Así es como acepta la oferta de una de sus hermanas, Violeta, que vive con su marido en Estocolmo. Hasta Suecia se marcha para poner tierra de por medio y poder rehacer su vida y coser heridas. Aún así, tras un par de meses en la capital sueca sigue deprimida, sin trabajo y sin saber nada de sueco ni inglés. Su hermana Violeta, una profesional exitosa, intenta animarla pero ya no sabe qué hacer. Hasta que un día fortuitamente por la calle conoce a un atractivo desconocido, conoce a Einar Lönnberg, propietario de una importante inmobiliaria. Éste le ofrece trabajar en su negocio y Blanca acepta enseguida, prometiéndose que se convertirá en la mejor vendedora de toda la ciudad. 

La figura de Blanca es la de muchas mujeres a las que la vida ha dado un fuerte revés. Totalmente desubicada, se encuentra en una ciudad desconocida a la que acudió con algo de esperanza pero que la está hundiendo todavía más. Su pasado alocado contrasta con el de sus serias hermanas, y por ello se siente un poco acomplejada y con un sentimiento de inferioridad. A ello cabe sumarle su actitud demasiado confiada, en especial con los hombres, y a veces insegura. Como contrapartida, Blanca se erige como una mujer trabajadora que se esforzará mucho en hacer bien su trabajo, y sus ganas de tirar para adelante son muy elogiables y llegan al lector. 

Einar Lönnberg es un hombre astuto, complicado y un tanto manipulador. En un inicio se nos presenta del todo interesado y egoísta, pues no duda en seducir a Blanca para conseguir lo que quiere de ella, pensando sólo en su negocio y en sus propios intereses. Sin embargo y como ya intuíais, el amor surgirá entre ambos sin que ninguno de ellos lo hubiera buscado expresamente. 

Su historia de amor es de aquellas que va cociéndose a fuego lento, y eso me ha gustado. Ambos personajes sufren una evidente evolución, de forma que nos encontraremos con una Blanca que va madurando y con un Einar que se va "ablandando" y finalmente mostrando lo mejor de sí. 

En Pescando salmones en Alaska pude comprobar el buen hacer de Caridad Bernal, su estilo directo y sencillo pero a la vez lleno de significado, me ha vuelto a enamorar en este segundo libro. Los capítulos se hallan narrados por primera persona por nuestra protagonista de forma que podemos ser partícipes en todo momento de sus inquietudes. En esta clase de novelas creo que ese recurso es todo un acierto. 

Resumiendo, Estocolmo de noche nos ofrece una aventura en la capital de Suecia, con constantes descripciones de ésta y por ello una ambientación muy lograda y atractiva, que enmarca una historia de amor que va fraguándose a medida que avanza el libro. Con un lenguaje coloquial y sencillo, la autora ha logrado engancharme a la historia de amor de los protagonistas, haciendo que su lectura sea realmente ágil y rápida. 






lunes, 6 de agosto de 2018

Jugando con la muerte, Simon Scarrow & Lee Francis









Ficha técnica
Título original: Playing with death
Autores: Simon Scarrow y Lee Francis
Editorial: Editorial Edhasa (clica para ir a la web de la editorial)
Agradecer a la editorial el ejemplar de este libro ❤
Colección: Polar
Número de páginas: 476
Género: novela negra, thriller




A VECES, EL ASESINO GANA LA PARTIDA...
La agente especial del FBI Rose Blake ha conocido toda la maldad del ser humano. Y ha sobrevivido.
Atormentada por el fallo en su última misión encubierta, Rose trata en vano de olvidar su encuentro con el despiadado asesino en serie. Pero éste sigue en libertad y podría atacar de nuevo en cualquier momento.
La llamada para investigar un incendio provocado en el que ha muerto un hombre se convierte en una bienvenida distracción. No parece un caso apropiado para FBI, pero en realidad nada en todo el proceso es tampoco normal. Conforme avanza en la investigación, Rose se enfrenta a una imaginación aterradora, similar a los mundo de fantasía de los videojuegos de su hijo, y a una inteligencia sublime que lo lleva siempre un paso por delante. Y se teme lo peor: que un asesino a sangre fría haya llevado a cabo el asesinato perfecto. Mientras tanto, ella sólo sabe una cosa sobre él: que matará de nuevo.
Las reglas están para romperse. Y el tiempo corre...


Simon Scarrow es uno de los escritores de mayor éxito en el ámbito de la narrativa histórica, de hecho escribió una serie sobre Macro y Cato, con títulos como Él Águila del Imperio, Roma Vincit!, El gladiador, La Legión o Invictus muy interesantes. Jugando con la muerte es su primer thriller, que ha escrito junto con Lee Francis y que he tenido la oportunidad de leer gracias al ejemplar que la editorial me envió. Gracias de nuevo!

Nuestra protagonista, la agente especial del FBI Rose Blake está viviendo un duro momento profesional, aunque también como iremos viendo, personal. El libro comienza con una escena potente de acción en la que Rose está apunto de atrapar a un asesino en serie, Shane Koening. Tras años detrás de Koening, Rose y sus compañeros han logrado dar con él y Rose se hace pasar por una de sus potenciales víctimas. Sin embargo, en el momento de detenerlo, todo sale mal y Koening logra escapar en el último momento. Además de este fracaso, Rose dispara involuntariamente a su compañero Owen, a quien le quedará una cojera de por vida. Pasados unos meses, y tras varias sesiones con una psiquiatra, Rose intenta continuar con su exitosa carrera profesional. Aunque el fantasma de Koening y lo que pasó esa noche siempre la acompañan.  

Un incendio en un apartamento de una rica zona residencial de Santa Clara, California, en el que su morador, Gary Coulter ha fallecido, requiere la atención del FBI y Rose es la encargada del caso. Si bien en un inicio parece un suicidio, en seguida se darán cuenta que Coulter falleció en contra de su voluntad y de forma muy cruel... El hallazgo de una segunda víctima en similares circunstancias pondrá al FBI tras la pista de una mente retorcida y que va más allá de lo tangible. Ambas víctimas eran informáticos y trabajaban para diversas empresas que dependían del Gobierno de los Estados Unidos, por lo que todo indica que aquello en lo que estaban trabajando se ha convertido en el catalizador de sus dolorosas muertes y además parece un tema delicado de Estado... Además Rose verá como el caso se torna de lo más personal, y es que su familia, su esposo Jeff y su hijo Robbie van a tener un protagonismo de lo más indeseado en el desarrollo de la investigación. 

Con Jugando con la muerte estamos ante un thriller de manual, y además añadiría, de corte muy americano. La informática y las últimas tecnologías juegan un papel fundamental. Nos moveremos en el ámbito de la inteligencia artificial y en el poder de las nuevas tecnologías, en un espacio todavía por descubrir que puede entrañar problemas y nuevos horizontes. Un thriller que mezcla importantes dosis de fantasía virtual, que se nutre de mucho diálogo y de un ritmo constante y bien definido. Aún así, debo reconocer que soy más clásica, mis gustos se mueven en torno a la novela negra pura sin tantos tintes innovadores y del futuro. Reconozco también que el libro está bien llevado, aunque he advertido algunas deficiencias en la traducción que le han restado un poco de interés sobre todo en los diálogos, convirtiéndolos en ocasiones en poco frescos. 

Los personajes están bien construidos, de hecho Rose Blake creo que puede dar mucho juego. Encarna una joven policía, inteligente, con talento, y además bastante prudente y bien valorada por sus compañeros y superiores. Por el contrario, su matrimonio no está pasando por un buen momento. Conoceremos a Jeff, su esposo, ayudante en la carrera política de un importante senador, y sus devaneos y dudas con su relación con Rose. En este punto, el libro también tiene mucho de americano, ya que además se introducen varios capítulos en los que asistimos a la guerra entre candidatos, las intrigas de las campañas e incluso a los debates entre políticos. Los demás personajes, los agentes Owen y Brennan y Baptiste, la jefa de la Oficina, son también interesantes, aunque tienen menos incidencia en la trama. Una trama que durante todo el libro sabemos que tiene dos vertientes, ahora bien los autores guardan hasta el final la relación entre ellos, hasta llegar al desenlace, que para mi se resuelve de forma poco emocionante, carente de la tensión que debe contener un libro de estas características.

Resumiendo, con Jugando con la muerte reconozco que tiene elementos atractivos, y que pese a su extensión se lee en un suspiro, pero la trama en general ha estado por debajo de mis expectativas, quizá se deba a las dosis de fantasía virtual o informática, por así llamarlo, en que se basa la historia y que tiene un peso muy importante en el desarrollo de ésta, y también a la hora de entender las motivaciones del asesino, algo para mí clave en este tipo de lecturas. 











jueves, 2 de agosto de 2018

Mi julio lector

¡Hola, hola! ¿Cómo lleváis el verano? Para mí la mejor época del año, y es que me encanta el calor, el sol y las largas horas diurnas, para qué negarlo. Y eso que en mi tierra acostumbramos a llegar a los 40º ...
En fin, y en cuanto a lecturas se refiere, de momento voy manteniendo el ritmo. Este mes han sido un total de 6 lecturas, y TODAS toditas han sido thrillers, y muy buenos, a destacar La maniobra de la tortuga, El cuarto mono y La mala semilla, tres títulos de enorme calidad y un must literario por así decirlo. La verdad no me suele pasar que solamente lea un género, siempre intento variar un poco, pero es que la novela negra me puede y este mes ha ido así ☺

    
      
          Macbeth ✬✬✬✬





       ✬✬✬✬                                           ✬✬✬✬                                         ✬✬✬✬✬
  El recién llegado                                 Yo nunca                 La maniobra de la tortuga




                                
     ✬✬✬✬✬ (pendiente de reseña)                                  ✬✬✬✬✬
                                                                                El cuarto mono

𝩙 Si clicáis en el título de los libros iréis a su reseña. 

¿Qué voy a leer en Agosto? De momento me encuentro enfrascada con Jugando con la muerte, ootro thriller. No tengo hecha ninguna previsión, pero sí que me gustaría leer LA NOVIA GITANA, LA DESAPARICIÓN DE STEPHANIE MAILER y sumergirme de una vez en el universo ELISABET BENAVENT que todavía no conozco o en el de MARÍA ORUÑA que tantas buenas críticas cosecha y que tengo pendiente. 

¡Que tengáis un feliz agosto! ¡Nos leemos!




martes, 31 de julio de 2018

El cuarto mono, J. D. Barker






Ficha técnica
Título original: The Fourth Monkey
Autor: J. D. Barker
Editorial: Editorial Destino - Sello Planeta (clica para ir a la web de la editorial) 
❤ Agradecer a la editorial su colaboración

Fecha de publicación: junio de 2018
ISBN: 978-84-233-5394
Número de páginas: 554
Colección: Áncora & Delfín
Género: Novela negra, thriller






El detective de la policía de Chicago Sam Porter investiga el caso de un hombre atropellado, pues los indicios en la escena del crimen apuntan a que se trata de El Cuarto Mono, un asesino en serie que ha estado aterrorizando la ciudad. Su modus operandi consistía en enviar tres cajas blancas a los padres de las víctimas que secuestra y mata: una primera con una oreja, una segunda con los dos ojos, y otra con la lengua; y finalmente dejar abandonado el cuerpo sin vida en algún lugar.
El hombre atropellado llevaba una de esas cajas blancas. Se inicia así una frenética carrera contrarreloj para averiguar dónde se encuentra encerrada la próxima víctima.



Atención: novela enormemente adictiva, bien escrita y con giros sorprendentes y mareantes. Guau. Resumen gráfico de este libro. Sin duda para mí, una de las mejores lecturas de lo que va de año.

Chicago. El detective de la policía Sam Porter lleva unos meses de baja. Un terrible suceso ha hecho que su impecable carrera se interrumpiese. Sin embargo otro increíble acontecimiento acelera su regreso y su mano derecha, el detective Brian Nash, le pide que se reúna con él en la escena de una extraña muerte. Un hombre ha sido arrollado por un autobús municipal y ha muerto en el acto. A su lado una cajita blanca. Con una oreja en su interior. La misma caja que envía el asesino en serie más buscado de la ciudad en los últimos años, y al que Porter sigue el rastro desde el inicio: el Cuarto Mono. Su modus operandi consiste en enviar a los padres de sus víctimas tres cajitas blancas: la primera contiene una oreja, la segunda sus ojos y la tercera la lengua, y finalmente deja su cuerpo en un lugar visible donde puedan encontrarla. Todo apunta a que es el Cuarto Mono. ¿Es posible que por fin hayan dado con él cuando se disponía a enviar por correo la primera de las cajas?

A partir de ahí empieza una búsqueda sin tregua, pues no hay tiempo que perder: una nueva víctima necesita que la encuentren cuanto antes, antes que sea demasiado tarde. Entre las cosas del que, aparentemente, es el Cuarto Mono, también aparece un diario. Un diario en el que el CM explica su historia, desde su niñez, en concreto unos acontecimientos de lo más peculiares en su familia, con escenas de terror bastante duras, que te ponen la piel de gallina en muchas ocasiones. Por lo que el libro está estructurado en capítulos que suceden en la actualidad, con el desarrollo de la investigación, alternados con el Diario del Cuarto Mono, que está relatado en primera persona. Ambas narraciones, unidas íntima y escalofriantemente, son de lo más adictivas y te mantienen bien pegado a sus páginas. 

Además, y pese a su extensión, el libro se desarrolla con premura, durante los tres días que dura la investigación, con un ritmo galopante. En el inicio de cada capítulo (a excepción de aquellos en que se recoge el diario del CM), el autor nos indica en qué día nos encontramos y la hora que es. Un recurso bien elegido, pues da esa sensación de premura y urgencia. 

Si bien no hay muchos personajes en esta novela, son de gran calidad y guardan un perfil psicológico rico y bien elaborado. La historia del detective Porter nos es descubierta más o menos a la mitad del libro, el por qué de su baja temporal como policía. Y en la investigación le acompañan los detectives Nash y Clair Norton, a quien llaman cariñosamente "mama osa" por su atención hacia los demás, en especial hacia Porter. Completan el equipo, el policía Koz, experto informático y el novato Watson, a quien reclutan de otro departamento tras observar su buen hacer en la escena del atropello con la que se inicia el libro. 

Resumiendo, El Cuarto Mono, pese ya haber leído muy buenas opiniones, me ha sorprendido y me ha hecho disfrutar de una historia retorcida y escalofriante. Metidos en la mente de un asesino en serie, con un pasado que nos será desvelado en su diario, tiene momentos de auténtico horror y tensión. Una trama con giros sorprendentes y con un ritmo desenfrenado, que hace las delicias de aquellos que nos declaramos amantes de este género. 


Estoy en racha, segunda novela negra consecutiva que se lleva la máxima puntuación. El Cuarto mono se ha convertido en una de las mejores lecturas de este año, su lectura ha volado en mis manos y reconozco que me ha gustado todo de ella: estilo, personajes, originalidad en la trama, giros, final... Os la recomiendo muchísimo por si no había quedado ya claro ;D









jueves, 26 de julio de 2018

Pescando salmones en Alaska, Caridad Bernal













Ficha técnica
Título: Pescando salmones en Alaska
Autora: Caridad Bernal
Editorial: Harlequin 
Fecha de publicación: Junio de 2016
Género: novela romántica



Entrevistada por una periodista local, una bióloga llamada Elisa cuenta su experiencia a bordo del Zanzíbar II, un pesquero capitaneado por el atractivo pero antipático Mark. Un hombre que al principio parece estar dispuesto a que no tenga una cómoda estancia por el simple hecho de ser mujer. Este incidente y otros muchos harán que el trabajo de investigación al que está a cargo Elisa transforme poco a poco la suya en una relación peculiar y, a pesar de la reticencia de Mark, surja enseguida la chispa entre ambos.

El tiempo, y algunas personas, irán descubriéndole a nuestra protagonista que la sombra de dureza que esconde el capitán no es más que una coraza. Finalmente se desvelarán todos los misterios que se esconden tras esos silencios entre ambos, mostrándole a Elisa el hombre que es en realidad.




Este libro llegó a mis manos, en formato digital, de la mano de la autora, Caridad Bernal, quien me ofreció leer este y su segundo libro hace ya unos meses. Desde mi blog quiero volver a agradecerte el detalle y también disculparme por la demora. No soy mucho de novela romántica, pero ambos títulos confieso que me atrajeron, así que muy feliz de ponerme con ellos. 

Nuestra protagonista es Elisa Moreno, una bióloga marina que acaba de licenciarse y decide ir a trabajar a la lejana Alaska. Su carácter intrépido y sus ganas de comenzar a trabajar en lo que más le gusta la llevan a tomar esa decisión. Su vida cambiará cuando le comunican que tiene que embarcarse en un barco para investigar el fondo marino, el Zanzíbar II, capitaneado por Mark Ryan, un ser antipático aunque enormemente atractivo. En un inicio la hostilidad surge entre ambos, en especial por parte de Mark que parece querer hacerle la vida imposible, pero a medida que transcurren los días Elisa logrará vislumbrar qué hay detrás de tan hosco carácter. 

Elisa es entrevistada por una periodista, Laura, que conoce tras dar una conferencia. Y será en esa entrevista donde la bióloga se desnude totalmente y le narre cómo fue su experiencia en el Zanzíbar II, y cómo se fraguó su historia de amor con Mark. Por lo tanto conocemos su experiencia de primera mano, a través de los recuerdos de Elisa, y esta narración se intercala con la de Laura. A través de la entrevista pues, Elisa nos contará su particular historia de amor con el irascible capitán, además de las tormentas y demás vicisitudes que se presentaron durante la travesía. 

Se trata de un libro bastante cortito, de unas 200 páginas, que la verdad se lee en un suspiro. Y ello más que a su corta extensión, se debe a que la autora logra engancharte totalmente a la historia, empatizando mucho con la protagonista, una mujer fuerte y valiente, a la que no le importa aventurarse en un mundo de hombres y pasarse un tiempo en alta mar, lejos de todo. A través de ella descubriremos el retorcido carácter de Mark, el secreto que esconde, y a otros personajes, como Guiseppe Smaldore, a quien todos llaman Peppe, que me ha parecido de lo más entrañable. 

Resumiendo, Pescando salmones en Alaska me ha parecido una fantástica forma de sumergirme en un género que no suelo tocar, el romántico, con una historia de amor bonita y creíble. El ritmo es el justo, pues estamos ante un libro no muy extenso, pero no me ha parecido para nada apresurado, y el estilo de Caridad Bernal me ha gustado mucho, sencillo y directo. Así que no puedo más que recomendaros este libro que a mi, personalmente, me ha sorprendido de forma muy positiva.  











viernes, 20 de julio de 2018

La maniobra de la tortuga, Benito Olmo













Ficha técnica
Título: La maniobra de la tortuga
Autor: Benito Olmo
Editorial: Suma de letras
Fecha de publicación: mayo de 2016
Género: Novela negra




Empujado por el infortunio, el irreverente inspector Manuel Bianquetti se ve obligado a aceptar un traslado forzoso a la comisaría de Cádiz, un destino previsiblemente tranquilo que se verá alterado con el hallazgo del cadáver de una joven de dieciséis años. Una muerte violenta que le traerá reminiscencias de un pasado del que no logra desprenderse.
A pesar de la oposición de sus superiores, el inspector Bianquetti emprenderá una cruzada solitaria para atrapar al culpable siguiendo el rastro de unas evidencias que podrían no existir más allá de su imaginación. La realidad se va oscureciendo en la medida en la que el lector va devorando páginas al tiempo que participa junto al protagonista en la investigación de un caso cada vez más turbio y escabroso.


¡Qué ganas tenía de iniciarme con este autor! Y creo que no he podido elegir mejor debut, pues la novela me ha tenido hipnotizada en los dos días escasos en los que la he, literalmente, devorado. 

El peculiar inspector Manuel Bianquetti, nuestro protagonista principal, ha sido trasladado de forma forzosa desde Madrid, donde su trabajo como policía era impecable y cosechó numerosos éxitos y ascensos, hasta la lejana Cádiz. Aunque más que un traslado, es un destierro. El incidente acontecido hace casi un año en Madrid llevó a la comisión policial que investigó el caso, a sacarlo durante un tiempo de circulación y destinarlo a Cádiz a realizar tareas administrativas. Sin embargo, para Bianquetti este nuevo trabajo le resulta tedioso y aburrido. Todo cambiará cuando una joven sudamericana de apenas dieciséis años aparece asesinada, arrojada de forma cruel a un contenedor de la Zona Franca de Cádiz. Además de morir estrangulada ha sido violada. El inspector guaperas al que ha sido asignado el caso, Silva, en seguida detiene a la pareja de la víctima, Fredy, sin embargo, el instinto de Bianquetti le dice que el chico no ha podido actuar con tanta crueldad y frialdad, y empieza a investigar por su cuenta pese a la negativa que recibe de su comisario. No le importa, por fin vuelve a sentirse un policía, como en los viejos tiempos. De esta forma, emprende una peligrosa investigación por su cuenta y riesgo, y en ella se topará con enemigos que van más allá de un cruel asesino. 

El libro se desarrolla en dos tramas, narradas ambas en tercera persona. La investigación de Manuel, que es la principal y la que más extensión ocupa, y la secundaria, protagonizada por Cristina, una mujer que vive en una localidad cercana a Cádiz. Hasta allí se ha trasladado hace apenas unos meses desde su Granada natal, para empezar una nueva vida, ya que durante más de quince años ha sido víctima de la violencia de género a la que la sometía su marido Eugenio, ahora en prisión. Tras pasar por un centro de acogida especializado, ahora por fin ha reunido las fuerzas necesarias para volar por si sola. Eso sí, controlada constantemente. Tiene un trabajo de auxiliar de enfermería en un hospital de la ciudad y un apartamento para iniciar su nueva vida. En el relato de Cristina seremos testigos de su testimonio como víctima de esta lacra social, y su esfuerzo para sumar y tirar para adelante, pero también sus miedos y su día a día. Me ha gustado especialmente cómo el autor aúna ambas tramas de una forma brillante, y cómo se sirve del relato de Cristina para introducir un tema por desgracia tan actual como la violencia doméstica

Si algo destacaría de esta lectura son sus personajes. Me ha encantado el inspector Manuel Bianquetti, un policía enorme tanto física (mide dos metros de altura, lo que vendría a ser un gigantón), como moralmente. Irascible y políticamente incorrecto, guarda un enorme corazón, y un sentido de la justicia muy notable. Su pasado como policía es intachable, estuvo destinado en Galicia para la lucha contra el narcotráfico, y en Madrid cosechó una carrera llena de éxitos, hasta que cometió un error. Un error que seguro repetiría mil veces pues le afectaba de la forma más personal posible. Aún así está pagando, y caro, por esa noche. Encarna al policía clásico de este tipo de novelas: solitario, testarudo, bebedor y fumador empedernido, y siempre dispuesto a saltarse las reglas y a actuar por su cuenta si el caso lo requiere. Como es nuestro caso. El personaje de Cristina también me ha dejado muy buen sabor de boca, pues aunque destrozada, lucha por continuar adelante y se convierte en una pequeña gran heroína en este libro. Los demás personajes secundarios también están muy logrados: un inspector de policía guaperas, repelente y un tanto pijo que choca directamente con Bianquetti, un comisario que está en el ocaso de su carrera y sólo quiere jubilarse en paz...

Resumiendo, La maniobra de la tortuga me ha parecido una obra maestra dentro de la novela policíaca de tipo clásico, que para los amantes de este género nos deja más que satisfechos. Una trama muy adictiva, original incluso, y bien llevada en todo momento, manteniendo la tensión narrativa e incluyendo giros y sorpresas que te mantienen totalmente hipnotizado. Con capítulos breves, logra dar oxígeno a la lectura y que ésta sea fresca, y si a eso le unes una prosa sencilla, directa e impecable y una trama bien pensada y desarrollada, La maniobra de la tortuga se convierte en una lectura indispensable. 



Esta es una novela para disfrutar leyéndola, aunque dure tan poco porque no puedas parar de leer. Una historia bien urdida, un personaje que dará que hablar y un ritmo constante hacen que realmente nos quedemos con ganas de más. Con ganas de La tragedia del girasol...






En los zapatos de Valeria, Elísabet Benavent

Ficha técnica Título: En los zapatos de Valeria Autora : Elísabet Benavent Saga : Valeria 1 Editorial : Suma de letras Año...